Designan a Gerónimo Gutiérrez como embajador de México en Estados Unidos

Su nombre es Gerónimo Gutiérrez y una vez que haya obtenido el beneplácito del Gobierno de Estados Unidos, sólo necesitará la aprobación del Senado de la República para ser nombrado oficialmente el hombre que representará a México en el país vecino del norte.

Designado por el presidente Enrique Peña Nieto, fue el titular de la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE). Luis Videgaray fue el encargado de dar a conocer al sustituto de Carlos Manuel Sada Solana, quien a su vez fue nombrado subsecretario para América del Norte de la SRE.

Pero bueno, el que sería el nuevo embajador se desempeña por el momento como director gerente del Banco de Desarrollo para América del Norte (BDAN). Esta institución fue creada en el marco del Tratado de Libre Comercio del Norte (TLCAN).

Gutiérrez Fernández cuenta con estudios de licenciatura en el Instituto Tecnológico Autónomo de México (ITAM), donde cursó Economía. Además, obtuvo la maestría en Administración Pública por la Escuela de Gobierno John F. Kennedy de la Universidad de Harvard.

Su carrera como funcionario público

Gutiérrez se ha desempeñado en las áreas de comercio, finanzas, relaciones exteriores, gobernación y seguridad nacional durante las últimas cuatro administraciones del Gobierno Federal. Por ejemplo, en la época de Felipe Calderón  fue designado como subsecretario de Gobierno en la Secretaría de Gobernación. Cuando todavía andaba Salinas por Los Pinos, fue director en la Coordinación de Asesores del secretario de Hacienda y Crédito Público (1992-1994). En el área diplomática destaca su papel como subsecretario para América del Norte y para América Latina entre 2000 y 2006.

Con la llegada de Gerónimo Gutiérrez a la embajada mexicana en EEUU, el saliente Sada Solana ocupará la subsecretaria para América del Norte a partir del 23 de enero próximo en sustitución de Paulo Carreño King. Será él quien asista a la toma de posesión del presidente electo de los Estados Unidos, Donald Trump en exactamente una semana, el 20 de enero, en Washington.

Comentarios