El festival SXSW se disculpa por un malentendido interracial

A los pocos días de que Donald Trump ingresó a la presidencia de los Estados Unidos, sus exagerados decretos comenzaron a generar polémica, el más alarmante, obviamente, el que anunciaba la construcción de un muro fronterizo con México. Pero la peor parte terminó por afectar a siete países de población musulmana (Iran, Irak, Libia, Siria, Somalia, Sudan y Yemen) con su veto migratorio mejor conocido como #MuslimBan, que forma parte de su política anti terrorista; discriminando a todos los refugiados de países que son considerados como amenaza.

Recientemente las políticas del #MuslimBan fueron suspendidas hasta un nuevo aviso, aunque todo indica que puede ser reemplazado con una nueva iniciativa. Mientras todo esto ocurre, el festival SXSW está próximo a arrancar las actividades de su edición 2017, que durarán desde el viernes 10 de marzo hasta el domingo 19, con diversos actos musicales de todo el mundo, proyecciones de cine, exposiciones de arte y muchas actividades más.

La conexión entre dicho evento y la situación política actual de Estados Unidos llega porque Felix Walworth, miembro de la banda Told Slant, decide leer completo el contrato que le es enviado a todas las bandas que se presentarán en SXSW y encontró una cláusulas que tocan ciertos temas migratorios. El apartado revela que en caso de que los artistas realicen actos perjudiciales para el festival, su presentación podría ser cancelada, así como su hospedaje. En caso de tener ciertos tipos de VISA y permisos podrían no dar algunos shows.

 

 

 

Antes esto Felix decidió armar un alboroto en redes sociales, diciendo que no estaba interesado en formar parte de este evento, debido a que “la institución detrás de él interactúa con las autoridades migratorias para controlar la forma en la que el arte es compartido o ejecutado, y además esto le genera ingresos monetarios”. Entre otros tantos mensajes más donde toca temas sobre imperialismo, centralización y su inconformidad con la situación para que el resto de los actos se dieran cuenta si realmente valía la pena soportar todas estas restricciones.

Otros artistas crearon una carta de apoyo ante la situación, pero el director general de SXSW, Roland Swenson reveló ante un medio de Austin, que él imagina que el tuit de Felix Walworth, incluía dos diferentes secciones del contrato y fueron entrelazadas para dar un mensaje erróneo, ya que esta política entra únicamente en casos extremos como desobedecer las reglas de pirotecnia, incitar peleas en los clubes, o incluso asesinar a alguien.

Los organizadores son los que se encargan de pagar todos los gastos de las bandas, por lo que son responsables de las cosas que puedan ocurrir, aunque Swenson asegura que nunca han tenido que tomar estas medidas. A pesar de las cosas que ha causado Trump, habrán conciertos con bandas de los siete países vetados. Preguntando abiertamente por qué Walworth decidió hacer esto.

Por último compartió una carta aclaratoria en la que pone el orden correcto de los puntos compartidos por el músico, asegurando que violar la ley de inmigración de Estados Unidos siempre ha implicado graves consecuencias, pero todo puede sensibilizarse gracias a los acontecimientos recientes.

¿Ustedes qué piensan?