Todos tenemos algo de Homero

Photo Sharing and Video Hosting at Photobucket

Dios bendiga a la BBC y sus grandiosas notas!

Esta es una de las mejores!

Todos tenemos algo de Homero

¿Cuántas veces ha ido al supermercado a comprar leche y regresa con cualquier otra cosa? ¿Y cuántas le ha pasado que en vez de botar el papel de las galletas que se acaba de comer, las llaves que tiene en la otra mano son las que terminan en la basura?

Si en algún momento se siente como Homero Simpson porque esto le ocurre con frecuencia, no se preocupe. Una investigación realizada recientemente por un grupo de científicos islandeses revela que estos “olvidos” son más comunes de lo que se cree.

Según el “Estudio de lapsos mentales en individuos saludables”, elaborado por la Universidad de Islandia y el Hospital Universitario Landspítali, estos episodios pueden ocurrir hasta 30 veces a la semana.

La mayoría tiene lugar los días laborales entre el mediodía y las 08:00 de la noche.

Los especialistas concluyeron que en estos resultados no influyeron ni la edad ni el género de los encuestados.

La investigación incluyó a 189 voluntarios a quienes se les pidió que detallaran el número de “ausencias mentales” que tenían en una semana.

Los hallazgos del análisis serán publicados próximamente en la revista Neurología Clínica.

Nada malo

La coordinadora de la investigación, la neuropsicóloga clínica Maria Jonsdottir, del Hospital Universitario de Reykjavic en Islandia, le dijo a la BBC el objetivo de este trabajo.

“Hay pacientes que se preocupan porque tienen problemas con su memoria, están muy distraídos y cometen mucho errores. Pero es normal tener cierta cantidad de olvidos. Y estos resultados sirven para convencerlos de que no tienen nada malo”.

Afirma que es una situación que genera mucha ansiedad en la persona porque piensa que tiene alguna enfermedad mental.

Pero para Jonsdottir la explicación a este fenómeno es sencilla.

“No le prestamos suficiente atención a lo que estamos haciendo, o de repente nos confiamos porque se trata de algo rutinario”.

Quienes tienen un estilo de vida agitado y están sometidos a situaciones de estrés son más propensos a tener “lapsus mentales”.

Por esta razón -indica la neuropsicóloga- es probable que la frecuencia de estos episodios se incremente porque en la actualidad las personas tienen que realizar un gran número de actividades en muy poco tiempo.

Soluciones para todos

El neurólogo Raúl Arizaga, de la Federación Mundial de Neurología, señala que las características del individuo también influyen en las “ausencias”.

Asegura que hay algunas personas que, sencillamente, tienen menor capacidad de retención.

De cualquier forma, si su mala memoria obedece a una razón genética, o a una dinámica agitada, tiene opciones para combatirla.

“Se pueden hacer muchas cosas en el hogar. Palabras cruzadas, Sudoku, el Memory Test, en el que la persona tiene que recordar dónde está ubicado el par de una carta, e incluso leer el periódico y hacer un resumen de 10 noticias”.

También es importante la actividad física -añade Arizaga- para lo cognitivo es fundamental. De igual forma debemos atender a nuestro cerebro cuidando los triglicéridos y el colesterol.

Así que la próxima vez que tenga uno de esos “olvidos”, no se preocupe, nos pasa a todos.

Notas relacionadas:

Comentarios