“Es para los fans”: la excusa más trillada de las películas de superhéroes

Con el género de los superhéroes creciendo cada vez más en el mundo del cine y de la televisión, los fans de los cómics de Marvel y DC se encuentran danzando entre las nubes.

Sin embargo, ha habido bastantes errores por parte de las productoras, entregándonos productos que en el mejor de los casos llegan a ser “mediocres”. Películas como Batman v Superman y Suicide Squad, han hecho que tanto fanáticos como críticos se den de tumbos en la cabeza.

Pero en vez de aceptar que erraron y aprender de esa experiencia, no falta el actor o director que sale con la punzada de: “Claro que a los críticos no les gustó, ya que no son fans.”

Claro, esto no es sólo algo que mascullen los involucrados en estos desastrosos proyectos, ya que la gente que les llegan a gustar, no acaban de recordarles a todos que como no le entendieron, no les gusto… sí, como no.

¿Pero es esto una buena excusa?

Pues no, la verdad no. Sin importar el material original, una película o serie de televisión tiene que poder ser disfrutada por todos… bueno, no tanto así, pero la idea de tener que ser fan para disfrutarla o entenderla, es una excusa que solo sirve para no admitir los errores.

El último ejemplo de esto, es el buen Finn Jones quien interpreta a Danny Rand en Iron Fist. Después de que la crítica preliminar no fuera del todo amable con la serie, incluso llamándola el primer gran error de Marvel (sí, porque Iron Man 2 y 3 nunca existieron); Jones salió en defensa de su serie y dijo que la razón detrás de estas críticas, se debe a que no son fans del personaje…

Lo que yo creo es que estos programas no son hechos para los críticos, estos son creados principalmente para los fans.

Yo creo que algunas de las reseñas que vimos nacieron al ver la serie a través de una vista muy específica, y yo creo que cuando los fans de Marvel/Netflix y del mundo de los cómics vean el programa a través del punto de vista de alguien que quiere ver un show de superhéroes, ellos realmente disfrutarán de lo que están viendo.

Haciendo a un lado el tono condescendiente y el creer que los fans de los cómics no tienen estándares, las palabras de Jones envuelven una fuerte disociación de la realidad. Series como Daredevil y Jessica Jones, no se ganaron al público por estar basadas en los cómics de Marvel, todo lo contrario. Estos dos programas se ganaron su éxito al traernos una buena historia, personajes increíbles; temas maduros manejados a la perfección. Y sí, también ayudó bastante que fueran buenas adaptaciones.

The Defenders

Por nuestra parte, no hemos visto la serie aún y sería deshonesto emitir cualquier juicio sobre la misma. Sin embargo, no podemos obviar las palabras del Sr. Jones y de los muchos otros actores y directores que ponen a los fans como una colmena que se va a tragar todo lo que les den; olvidando que ellos son los críticos más difíciles de complacer.

En fin, esperamos que estas críticas sean exageradas, ya que muchas se enfocan en el hecho de que Iron Fist es blanco, a pesar de la fuerte influencia de culturas asiáticas; obviando de gran manera el origen de este personaje que nació en la época en la que Bruce Lee y las películas de Kung Fu se encontraban en la cima del mundo.

Marvel’s Iron Fist se estrena este 17 de marzo en Netflix.

Comentarios