Los videos que muestran el acoso sexual a mujeres en México

Actualmente, la violencia sexual en México es un tema bastante serio, ya que al menos nueve de cada 10 mujeres la sufren y en la mayoría de los casos, no se denuncia.

Muchos hombres se preguntan si tal situación es real, pero lo hacen precisamente porque no tienen que lidiar con ello diariamente. Simplemente no les ocurre y listo. Por eso es que el pasado 20 y 22 de marzo, una campaña llamada #NoEsDeHombres, cuyo objetivo es promover consciencia de esta problemática, lanzó un par de videos que tuvieron lugar en el metro de nuestra ciudad.

Experimento social en el metro

Con el título de Experimento Asiento y Experimento Pantallas, estos clips nos plantean dos situaciones con métodos bastante interesantes: la primera se da mediante un molde con forma de pene en un asiento que dice “Exclusivo para hombres”, con el que muestra lo gacho que se siente que alguien te esté arrimando las joyas de la familia como si fuera una gracia. En el segundo escenario, unas pantallas transmiten imágenes de los traseros de varios usuarios, para ponerlos en el lugar de todas las mujeres que siempre son foco de las miradas indiscretas.

Vamos a poner ambos videos más abajo, nada más para que echen un vistazo a los gestos de incomodidad e indignación que ponen varios sujetos.

Experimento Asiento

Experimento Pantallas

Como era de esperarse, los videos recibieron críticas diferentes. Algunas personas pensaron que era una excelente manera de impulsar el sentimiento de empatía hacia las mujeres que experimentan violencia sexual; otros se fijaron más en el hecho de que estos se llamaban “experimentos”, cuando en realidad los pasajeros eran actores. Pero hablando de esto último, ONU Mujeres aseguró que, aún cuando se trabajó con extras, ninguno de ellos conocía detalles de los escenarios en los que se encontraron.

En este país, varios hombres jamás sabrán lo horrible que se siente experimentar cualquier clase de acoso en un lugar público y los sentimientos de miedo e impotencia que trae consigo. Sin embargo no significa que no se pueda meditar acerca de una situación que debería arreglarse, porque todos merecen poder vivir dignamente y sin molestias.