¿Cuáles son los alcances del nuevo modelo educativo?

Por Raúl Zepeda Gil

Seguramente ya habrán escuchado en la radio o la televisión que los niños ya dejarán de memorizar y comenzarán a aprender a aprender. Esta es la promesa que nos ha hecho Aurelio Nuño, Secretario de Educación Pública, con respecto al nuevo modelo educativo. Sin embargo, hay que leer las “letras chiquitas” y los detalles para saber si, efectivamente, a partir de mañana cambiará la forma en que aprenderán los niños en nuestro país.

Foto: Notimex

¿Qué es un modelo educativo? 

Aunque, desde lo que manda la Ley General de Educación, el modelo son los planes de estudio, libros de texto y la forma de enseñar, el secretario Nuño ha dicho que el modelo es un conjunto de acciones que sirven para mejorar la calidad de la educación. De los cinco puntos que mencionó Nuño, sólo uno trata de planes de estudio, que se llama “Planteamiento curricular”. Los puntos que se llaman “Escuela al centro”, “Inclusión y Equidad” y “Gobernanza del sistema educativo” son las acciones específicas que ha tomado la Secretaría de Educación Pública (SEP) para apoyar a escuelas, alumnos, profesores y padres de familia, pero no a lo que se enseña. Finalmente, aparece “Formación y desarrollo profesional docente”, que son las formas en que la SEP ahora forma, contrata y evalúa profesores. Esta última es relevante y volveremos a ella más adelante. En resumen, el modelo educativo es justamente los planes, los libros y las formas de enseñar. Lo demás son otras cosas que la SEP tiene que hacer o ya venía haciendo.

La SEP, en un documento llamado “Innovaciones del Modelo Educativo” (la imagen de arriba y los demás documentos los pueden ver aquí), dice que antes se enseñaba para la memoria y ahora se enseñará para los “aprendizajes”; es decir, lo que se espera que puedan comprender y hacer los niños. Seguro muchos pasamos por un salón de clase donde los maestros nos enseñaban para memorizar cosas, y seguro sigue sucediendo ahora mismo; sin embargo, esta no es la primera vez que la SEP ha intentado que ya no hagan eso los maestros. En la siguiente imagen podrán ver un cuadro que hizo la Auditoria Superior de la Federación (aquí el reporte) donde muestra que se ha intentado cambiar los planes de estudio y enfoques de la educación desde hace muchos años. El último cambio de planes de estudio fue hecho en los gobiernos de Vicente Fox y Felipe Calderón al hacer la Reforma Integral de la Educación Básica (RIEB, pueden ver el documento que la explica aquí), donde ya venían conceptos como aprendizajes esperados o aprender a aprender, los cuales buscan evitar la memorización como la única forma de enseñanza (aunque no hay que desdeñar la memoria). Es decir, éste será otro intento por cambiar la forma en que se enseña en México, y sin lugar a dudas es positivo, pero para nada una innovación.

La última imagen que pueden ver refleja una forma reiterada con la que los diferentes gobiernos han intentado mejorar la forma de enseñar en las escuelas. Con el nuevo modelo educativo vienen muchos pasos: hacer nuevos planes de las materias, nuevos libros de texto, capacitar a todos los maestros, reformar el plan de estudios de las normales (donde se forman los maestros), entre otras cosas. Estos procesos tardan muchos años. Imaginen: se tienen que actualizar más de un millón de maestros, tanto en salones de clases como en las normales. El problema es que la última vez que se hizo eso fue con la RIEB, hace poco. ¿Por qué rehacer todo el proceso de nuevo? ¿Por qué no dejarle más años a que un modelo educativo se consolide, que se adopte por todos, se practique, se reflexione?

Los pedagogos y expertos en educación han apuntado que un cambio de planes de estudio es un proceso muy complejo. Catalina Inclán, en un video de la UNAM, dice con precisión: una cosa es el plan de estudios que propone la SEP, otra lo que entiendan los maestros del mismo (y si lo enseñan o no), otra será lo que aprendan los niños, y otra será lo que se pueda evaluar de los niños y los maestros. Por lo tanto, el reto que tendrá la SEP para que los niños aprendan lo que viene en el Modelo Educativo es muy amplio. Por eso el proceso de “Formación y desarrollo profesional docente” es crucial y la SEP lo presentará en próximos días.

Aurelio Nuño y Enrique Peña Nieto presentan el nuevo modelo educativo
Foto: Notimex

Por supuesto, todos queremos que los niños aprendan y es deseable lo que se plantea en el Modelo Educativo; no obstante, no todo depende del maestro y los planes de estudio, como se ha intentado presentar el problema de la educación en México. Son igualmente importantes las condiciones en las que los niños llegan a las escuelas: ¿se alimentan bien? ¿se desarrollaron bien en sus primeros años de vida? ¿tienen recursos culturales en casa para aprender mejor? ¿sus papás se involucran en lo que aprenden? ¿sus comunidades son seguras?

Aunque nos guste pensarlo, el maestro no es Superman y los planes de estudio no son capas protectoras; es otro humano como nosotros, con las mismas limitaciones y retos. Esperemos que pueda usar bien su capa y haga cosas heroicas, pero hay que ayudarle.

***

Raúl Zepeda Gil es maestro en Ciencia Política por El Colegio de México e Investigador en el Instituto Belisario Domínguez del Senado.

Twitter: @zepecaos