Ah, pero anoche: Estos son los métodos infalibles para combatir la cruda

Podríamos decir sin temor a equivocarnos, que han dado comienzo las fechas de festejo y entretenimiento para aquellos dispuestos a divertirse en grande, pero dichos placeres pueden llegar a cobrar un precio muy alto. El calor de la temporada (que varía de maneras impredecibles) y la horrible cruda siempre están al acecho de cualquier incauto que decida llevar la fiesta a un nivel peligroso; uno que plantea escenarios de pesadilla donde nuestra cabeza amenace con reventar, las náuseas sean algo constante y el sol nos queme hasta los rincones más profundos del alma.

Todo eso está muy feo, pero no deben temer, porque Sopitas.com siempre ayuda a aquellos que han obrado bien y buscan una salida de dicho infierno. Es obvio que no podemos evitar que caigan en el exceso, porque es parte de la naturaleza humana y a veces se vale romper las reglas. En vez de eso, vamos a pasarles unos tips para manejar aquellas situaciones y salir de ellas de la mejor manera posible.

Hace un ch%#$go de calor, ¿qué hago?

Ok, empecemos por los métodos infalibles para poder mantenernos frescos y no morir en el intento. Vamos a mencionar sólo los que creímos que eran menos conocidos.

Conocer los puntos que el cuerpo necesita para refrescarse

El calor en nuestro cuerpo está directamente ligado al sistema cardiovascular, por eso, el cuello y las muñecas son lugares muy especiales a la hora de enfriarnos. Pueden meter su muñeca bajo una superficie fría o dejar una bolsa con hielo alrededor de su cuello por un par de minutos y sentirán un gran alivio.

Comer también ayuda, ¡pero aguas!

Pueden comer cantidades pequeñas y en intervalos cortos de tiempo. Si se echan veinte tacos al pastor de un jalón, el nivel de calor metabólico que produce su cuerpo es destructor, así que procuren que no sean platos grandes llenos de proteína.

Usa el poder del picante

Puede que algunos piensen que esto sería contraproducente, pero no es así. Cuando estimulamos los receptores de calor en nuestra boca (o sea, cuando nos enchilamos como se debe), aumenta nuestra circulación sanguínea y comenzamos a sudar; eso activa el sistema de enfriamiento en nuestro cuerpo.

Otro método extraño

Pueden humedecer una franela y meterla al congelador la noche antes de que se expongan a un clima caluroso. Deberán meterla en alguna mochila antes de salir y, cuando comiencen a sentir mucho calor, entonces pueden ponérsela en la cara y se aliviarán un poco.

¿Y si lo que no aguanto es la cruda?

Ok, el alcohol puede ser nuestro mejor amigo o el peor de nuestros enemigos. Es hora de revelar algunas técnicas especiales para poner a la cruda en el lugar que merece.

Siempre se puede comer huevo

Muchos no le tienen fe a este alimento tan básico, pero lo que no saben, es que este es rico en cisteína, que ayuda a contrarrestar la toxina que provoca dolores de cabeza después de haber ingerido alcohol. Pueden combatir la cruda y el calor al mismo tiempo si se rifan unos huevitos a la mexicana bien cargados de chile.

Taparse la cara al dormir

Tal vez no puedan controlar la cantidad de alcohol ni la cantidad de sueño después de que la fiesta haya terminado, pero sí pueden ayudar a que los síntomas no sean peores dándole calidad a lo poco que duerman. Si pueden conseguir alguna máscara para de dormir o algo que les cubra los ojos, pueden descansar mucho mejor.

Está comprobado que la falta de sueño hace que la cruda azote con más fuerza, así que procuren cuidar ese aspecto.

Nada que la grasa no solucione

Si van a usar este método, entonces procuren seguir los consejos que les dejamos para el calor, porque los necesitarán.

Comer cosas que requieran un esfuerzo extra del cuerpo nos ayuda a retrasar el proceso de intoxicación por alcohol, ya que este toma más tiempo entrar el torrente sanguíneo. Por eso es que unas gorditas de chicharrón, tacos de carnitas o barbacoa, un pozole y unas quesadillas de esos, podrían hacer el trabajo.

Muchos de ustedes notaron que sólo pusimos métodos que normalmente no se utilizan en este lado del charco. Usualmente la gente se cura todo con una michelada bien fría y eso está perfecto; nosotros sólo queríamos darles una que otra alternativa por si no estaban de humor para eso.

Comentarios