Celebren su blasfemia con estos episodios de los Simpson

Mañana miles de mexicanos comenzarán su peregrinaje a sus respectivas ciudades, después del puentezote de la Semana Santa.

Unos se dedicaron a descansar, mientras que otros se fueron de bacanal en bacanal. Todo esto, lo único que logra es hacer llorar al niño dios…, ¡cómo las mentiras!

Así es pecadores, nos encontramos a dos días de que termine esta celebración dedicada a recordar la Pasión, Muerte y Resurrección de nuestro salvador, Jesucristo.

Sin embargo, la gran mayoría de la gente utiliza estos días santos para darse a la perdición y a cosas por demás inmorales, en vez de quedarse en casa a repasar unos cuantos pasajes del buen libro.

Y como todo en la vida, los Simpsons nos traen ejemplos perfectos sobre la terrible blasfemia que han cometido en esta Semana Santa.

Historias de la Biblia (Temporada 10)

Todos sabemos que no hay mejor manera de pasar una mañana de domingo que escuchando el sermón de los curas.

Claro, ¡nunca faltan aquellos condenados al infierno que se quedan dormidos en plena misa!

Claro, al menos la familia más famosa de Springfield fue a misa, no como ustedes que ni por accidente se meten a pedir direcciones.

La Secta Simpson (Temporada 9)

Nadie conoce toda la verdad. Incluso las religiones católicas y cristianas no pueden adjudicarse ser el verdadero y único camino espiritual. Sin embargo, eso no significa que acaben en sectas locas, llenas de promesas falsas:

Así es, debería darles vergüenza el acabar siguiendo a un “Líder”, en vez de a nuestro salvador, Jesucristo.

Pide Cualquier Cosa (Temporada 14)

Por si su blasfemia no fuera suficiente, todos ustedes tienen el descaro de pedirle cosas a dios, como si de un genio de la lámpara se tratara.

Si por ustedes fuera, de seguro andarían en calzones durante la sagrada misa.

Hogar, dulce hogaricirijillo (Temporada 7)

Bueno, ¿al menos todos ustedes están bautizados?

¿Cómo pueden hacerse llamar buenos cristianos sin estar bautizados? Vayan inmediatamente y rechacen a Satanás y sus promesas vacías.

Homero Hereje (Temporada 4)

Pero no hay peor blasfemo que aquel que cree estar en comunión con dios sin ir a la iglesia:

¡Qué bueno que el señor siempre se encarga de los blasfemos!

En fin, esperamos que al menos se queden con algo que reflexionar este día:

Comentarios