Es la hora de los botonazos: Crash Team Racing

A pesar de que el Nintendo Switch todavía no tiene nada nuevo que mostrarnos, aparte de Zelda (todavía falta para el lanzamiento de Splatoon 2), a finales de este mes tendremos uno de los mejores títulos del Wii U en una versión mejorada.

Desde su lanzamiento original en 1992 para el Super Nintendo, Mario Kart se ha convertido en el rey de los juegos de Go-Kart Racing.

Siempre imitado, jamás igualado. Sin importar cuál de las generaciones tomemos, las carreras de Mario y compañía reinarán en el mundo de los videojuegos. Sin embargo, hubo un título que se encontró muy cerca, no de reemplazarlo pero si de igualarlo.

Después de meter la pata y romper su alianza con Sony para sacar una consola de discos, Nintendo se encontró ante su mayor competidor, el PlayStation.

Todavía en esos ayeres, las mascotas eran algo que toda consola que se respetara así misma debía de tener. En el caso de Sony, esto llegó en la extraña figura de uno de los animales más curiosos de Australia, el bandicoot.

Bandicoot
Imagen: Wikipedia

Luciendo a Crash en una de las mejores trilogías de plataformas (la cual regresará con todo el poder de la octava generación de consolas), Naughty Dog y Sony se encontraban en camino de crear a uno de los más grandes iconos de los videojuegos.

Tarea nada fácil cuando se toma en cuenta la larga carera de Mario. Y viendo que el plomero había cruzado nuevas fronteras, el extravagante bandicoot se lanzó al mundo de los Go-Karts.

En 1999, el PlayStation fue testigo de uno de los juegos de carreras más locos de todos los tiempos:

Crash Team Racing, se podría considerar como una imitación de Mario Kart. Sin embargo, sería este juego el que implementó uno de los estándares de este género, las derrapadas.

Al realizar con éxito esta maniobra, una barra especial se irá llenando (Boost Meter). Al activar este medidor, ganaremos tres impulsos de velocidad, siendo uno más fuerte que el anterior.

Claro, el tardarnos en activarlo, resulta en un contragolpe que nos dejará fríos por unos segundos (tiempo suficiente para perder una carrera). Además de este “Boost”, podremos recolectar diferentes armas y poderes, los cuales nos servirán para detener a nuestros contrincantes (y enfurecer a nuestros amigos).

Además de los típicos modos de Versus, Battle, Time Trial y Arcade, Crash Team Racing tiene un modo “Aventura”, el cual servirá para desbloquear a nuevos personajes.

Recorriendo 16 pistas diferentes, deberemos de ganar el primer lugar en cada carrera para poder seguir avanzando y desbloquear nuevas pistas y mundos. Cuando juntamos cuatro trofeos de primer lugar en cada mundo del juego, podemos acceder al jefe final de ese mundo, teniendo una carrera uno contra uno.

Cada unos de estos 7 jefes pertenecen a la trilogía de juegos, con Nitros Oxide siendo uno de los personajes creados para el juego:

Los habitantes de la tierra son visitados por el extraterrestre Nitros Oxide, quien se llama así mismo el mejor corredor de la galaxia. Considerando a la tierra como la mejor pista de carreras, Oxide reta a los mejores velocistas del planeta. Si él pierde, se irá sin ningún tipo de queja. Pero de ganar, esclavizará a todos los habitantes del planeta y convertirá a la tierra en un enorme estacionamiento. Crash y sus amigos deberán ponerle fin a las intenciones de Nitros Oxide.

A pesar de su similitud con Mario Kart, Crash Team Racing se caracteriza por su nivel de velocidad, convirtiendo a los derrapes en una técnica necesaria para poder ganar, siendo esta mecánica imitada en títulos como el ya mencionado Mario Kart.

Como en todo buen Crash, además de los trofeos, hay una serie de coleccionables que podremos recolectar, dependiendo de nuestro desempeño en la carrera. Para lograr esto, deberemos de aprendernos todos los atajos que cada pista ofrece y vaya que  son bastos.

Pero la joya en la corona de Crash Team Racing es el modo multiplayer, el cual puede ser jugado hasta por cuatro jugadores (con la ayuda de Multitap).

Además de horas y horas de diversión entre cuates, como todo juego de este tipo, prepárense para tener que hacer nuevos amigos. Crash Team Racing tiene dos secuelas, ninguna desarrollada por Naughty Dog. Pero ninguna de estas le llega al primer juego.

Si ustedes aún no han jugado este juego, lo pueden descargar de la PSN del PlayStation 3. Eso sí, prepárense para romperse la cabeza al intentar jugar entre cuatro jugadores, ya que tendrán que configurar cada control para que la consola los reconozca como si estuvieran conectados en el Multitap.

Texto: Luis Alberto Valis/ValisTheDarkia6