Las 10 cosas que hiciste al menos una vez en Semana Santa

Ah, la Semana Santa, una fecha muy especial para una gran parte de la población mexicana. Una oportunidad para que la banda salga y haga algo fuera de la rutina. Para que se relajen y busquen un modo de aclarar su panorama, distraerse, hacer tonterías o hasta celebrar sus tradiciones religiosas.

Todos hemos participado en ese ciclo de costumbres en cierto punto de nuestra vida y, aunque a veces no nos ha dejado buenos recuerdos, tampoco podemos negar que por ahí existen historias que todavía brillan en nuestra memoria. Hay momentos buenos y malos, pero queremos pensar que en su mayoría son divertidos.

Aprovechando que muchos de ustedes todavía están disfrutando de su libertad o recuperándose de una cruda de proporciones bíblicas, decidimos procrastinar un poquito y hacer un conteo de todas las situaciones que alguna vez vivimos y hasta disfrutamos en estas fechas. Algunas de estas son cosas que sólo experimentaron personas de generaciones pasadas y otras son más actuales. Lo importante es distraernos un poco y reír.

Cuando te aventaste películas religiosas en tecnicolor

Hubo una época en que Netflix y YouTube no estaban ni cerca de llegar a nuestra vida. En esos tiempos estábamos sometidos al yugo de la televisión pública y a las interminables maratones de películas religiosas que se transmitían en casi todos los canales disponibles.

Si alguna vez en nuestra vida conocimos parte de la historia de Jesús de Nazareth, es gracias a esa programación que parecía no acabar nunca.

La llegada del Sábado de Gloria cuando eras niño

Nunca faltó el sábado soleado en que, justo cuando salías a la tienda, te recibían con una cubeta de agua helada. Obviamente uno no sabía cómo reaccionar hasta que le decían que era Sábado de Gloria y que todos se tenían que mojar porque #YOLO.

Esa fecha fue una de las que quizá disfrutábamos más cuando éramos niños, además de las vacaciones (que en este caso, era prácticamente lo mismo). ¿Quién no tiene memorias de una épica batalla con globos de agua o de la vecina que los regañaba por desperdiciar el agua?

No faltaba quien no te dejara comer carne roja

Muchos de nosotros tenemos a aquel familiar que respeta todas y cada una de las enseñanzas de Jesús, incluyendo aquella que prohibe comer carne roja.

Estamos seguros de que más de uno aquí recuerda cuando su tía les aventaba una mirada juiciosa en el momento en que alguno de ustedes hablaba de irse por unos tacos de carnitas en Semana Santa. Esta situación podía ponerse más seria si con motivo de las vacaciones, la salida era a casa de ese pariente.

Cuando viste el viacrucis de Jesús por los puros lols

Ok, eran tiempos difíciles y el viacrucis en Iztapalapa era lo más cercano que teníamos a los memes en el pasado. En caso de que la situación fuera demasiado aburrida, siempre había un evento que tenía varios momentos bastante buenos. No lo pueden negar.

Ir a un balneario y nadar en “aguas turbias”

Supongamos que se van a un balneario para nadar y pasar un momento tranquilo. Decimos “supongamos”, porque posiblemente apenas van a caber en una alberca que ,por cierto, ha pasado horas sirviendo como un baño alternativo para toda la gente que decidió que afuera hacía demasiado frío como para estarse saliendo.

No es una memoria o situación que nos haga sentir precisamente orgullosos, pero es parte de las tradiciones en este y otros países.

Trabajar, porque la vida te odia

Algunas almas menos afortunadas laboran en Semana Santa, por el simple hecho de que ésta no es una fecha feriada por la ley. Para aquellos que tienen que tienen que ir a la oficina cuando todos los demás están creando bellos recuerdos, sólo podemos decir una cosa: siempre tendremos las vacaciones de año nuevo.

¿Consideran que no es suficiente consuelo? Lo sabemos, pero la vida no siempre es bella.

Poner el chapoteadero en el patio de tu casa para simular vacaciones

¿No tuvieron la oportunidad de salir? No hay problema,  siempre pueden llevar las vacaciones a su hogar de alguna manera.

Si nunca decidieron sacar el chapoteadero que dejaron sus tíos para que sus primos más pequeños jugaran en el patio, lo inflaron y se improvisaron una piscina, entonces ya tienen un sabio consejo para evitar el calor. No es la opción más glamorosa que existe pero si alguna vez intentan hacerlo, verán que tampoco es lo peor del mundo.

Beberte una chela bien fría apenas te despiertas

Tal vez una de las sensaciones más geniales de la vida. No hay nada más delicioso que despertar (crudos o no) y recibir un nuevo y caluroso día con la primera cerveza helada del día  o mejor, una michelada recién preparada con todo el amor de este mundo.

A veces escuchamos que la gente dice que “La felicidad verdadera se vive en momentos fugaces”, pero nosotros pensamos que ésta se disfruta más en tragos grandes.

El resto del mundo te abandona

Regresando de nuevo al tema de quienes trabajaron en esta fecha, cabe mencionar que es como revivir una escena de 28 Days Later o su secuela. Todo el mundo cierra sus casas, sus negocios y hasta hay ciertos medios de transporte que desaparecen sin dejar rastro alguno. Es como enfrentar el apocalipsis por un día.

Es en momentos como ese, cuando nos damos cuenta de que, si existe un ser superior que se encarga de que todo el universo funcione y por el cual se celebran estas fechas, él también se fue de vacaciones.

Te la pasas viendo fotos vacacionales de otros

Poder ir a “un lugar feliz” cuando faltan seis horas antes de salir de la oficina es una cualidad que muy pocos poseen, pero a veces usar imágenes ayuda mucho. Quienes se han puesto a ver las increíbles vivencias de otras personas durante sus viajes en Semana Santa por medio de sus redes sociales saben que es una buena manera de escapar e ir a los parajes más bellos que alguien pueda imaginar. Somos conscientes de que es una manera un poco triste de ver las cosas, pero tampoco se puede juzgar el modo en que la gente olvida sus problemas.

Estamos hablando de:

Dato del día semana santa