Legislador del PRI presume que es capaz de hacer que un perro sea diputado

Lo dicho por el exdelegado de Cuajimalpa, Adrián Rubalcava, sólo es lo que está por “encimita” de un caso que lleva varios días de conocerse. Pero ya saben: la semana santa, la “madre de todas las bombas”, la detención de Duarte…

Luego de abandonar al Partido Verde Ecologista de México (PVEM) para integrarse a las filas de Morena, la diputada Paola Félix Díaz dio a conocer cuáles fueron los motivos que la llevaron a voltear bandera. Además de que sentía que en el partido del tucán no apoyaban sus propuestas anticorrupción y “antitrata”, Félix acusó que uno de sus compañeros la amenazó de muerte por meterse en su “territorio”.

Esto lo conoció César Camacho (coordinador del tricolor), lo supo Jesús Sesma (líder del PVEM), y ellos llegaron a un acuerdo, que yo no pudiera caminar con los vecinos”, acusó.

AMLO y la diputada Paola Félix Díaz
Foto : Twitter / @LaraPaola1

El responsable de las amenazas (a quien Félix visualiza como “el nuevo Javier Duarte”) es el diputado local del PRI Adrián Ruvalcaba quien, en entrevista para el mismo periódico, calificó de “sorprendentes y contradictoras” las acusaciones de la ahora morenista. De acuerdo con Rubalcava, días antes de su partida del PVEM, Félix le dijo por whatsapp que “lo quería mucho” y que necesitaba de su respaldo para “poder crecer”.

Mensaje facilitados por el diputado Rubalcava a El Universal
Imagen: El Universal

Sin embargo, con lo que no contaba Rubalcava (o quizás y sí, pero le valió) fue que la ex del Verde Ecologista también guardó algunas de sus conversaciones. Y no sólo capturas de pantalla, sino audios que compartió por medio de El Universal.

En la grabación, el tono de la conversación es un “poco” diferente a lo que Rubalcava presentó en sus capturas de pantalla: en sólo 36 segundos señala que la legisladora sólo le sirve para conseguir dinero. Aunque compañeros de bancada, Félix no puede meterse en su territorio: “no te metas a hacer política en lugares en donde yo hago política, porque te voy a sacar”, advierte el priista. Para rematar, el finísimo legislador asegura que gracias a él es que Félix Díaz consiguió su diputación, ya que él hubiera sido capaz de hacer ganar hasta a un perro…. Bueno, igual y uno con corbata bien podría pasar como diputado, quién sabe.

—[Paola] ¡Está bien Adrián!, pero yo sí te pido que si tú no quieres que yo sea diputada ahorita, hables conmigo derecho y no me vayas a hacer una jugada de traidor, porque yo creo que eso no lo eres tú.

—[Adrián] ¿Traidor?, perdóname Paola, pero tú eres diputada gracias a mí.

—[Paola] Ya lo sé, pero no me digas entonces…

—[Adrián] ¿Traidor… pero traidor de qué?

—[Paola] Pues no sé, pero no me digas… ‘Lulú va a ser tu su…’.

—[Adrián] Si yo hubiera nombrado a un perro de candidato por ese Distrito hubiera ganado.

En primera instancia, como prueba de su defensa, el exdelegado presentó capturas de pantalla de conversaciones que sostuvo con la diputada a través de Whatsapp: “ahí están las letras que plasmó en su celular o ¿qué, la obligaban a hablarle bonito al diputado?, no entiendo”, señaló en la entrevista en la que adelantó que procedería legalmente por difamación contra Félix Díaz. No se ha pronunciado respecto al audio.

Comentarios