Con 128 legisladores, Senado contrató en un año 565 asesores… un promedio de 11 por semana

Saquen la calculadora o lo que crean necesario, porque esto ya no tiene ningún sentido. Con el número de contrataciones que maneja el Senado, parece que hay asesor para el asesor del asesor. Al menos eso se infiere al hacer cuentas y darnos cuentas que el número de asesores contratados por el Senado de la República casi cuadriplica al de legisladores con los que se cuenta.

Además de ser una cantidad exagerada de gorrones que viven del erario (tomando en consideración la poca chamba que realizan), Reforma pone énfasis en la casi nula existencia de filtros con los que se contrata. Es decir, se da con toda discrecionalidad, sin evaluación de perfil: basta con que alguien que ya esté dentro dé el visto bueno para que el asesor en cuestión entre en la nómina… Tan fácil es (bueno, sólo si tienes palanca) que el Senado promedió 11 nuevos integrantes por semana, esto en 2016, de acuerdo con cálculos del diario capitalino.

Qué quieren, esos comunicados no se hacen solos…

“Pues está bien, ¿no? los legisladores necesitan asesoría jurídica, laboral, financiera, de imagen, etcétera… entonces el número no luce tan manchado”. ¿No? Bueno, entonces tomen en consideración que sólo hablamos de asesores legislativos. Así es, los legisladores no saben su chamba y necesitan alguien que se las haga (¿o creen que Carmelita Salinas (que es diputada) le sabe?) Con cada uno de estos viene una ola de asesores técnicos, administrativos, secretarios, entre otros. En total, en estas ayuditas el año pasado se tuvo un gasto de mil 32 millones de pesos.

“Ahh, pero eso fue en 2016. Este año, con eso de la austeridad, seguro los legisladores le bajaron”. No. De acuerdo con Reforma, a los más de mil millones erogados para la contratación de asesores, en 2017 se tiene proyectado gastar mil millones más en la contratación de gente que labore en las  81 comisiones, así como en áreas técnicas, parlamentarias y administrativas. Un total de 2 mil 636.56 millones de pesos.

Ahhh y 165.57 millones para la gente que nomás trabaja por honorarios. Quienes seguramente hacen la chamba de los arriba mencionados. Pero sólo es una suposición.

Comentarios