No hay justicia: “El Chapo” se queja de que no lo dejan cambiarle a la TV

Por algo no quería que lo mandaran a Estados Unidos… y es que son fregaderas: aparte de que no lo dejan echar pasión con su señora esposa (al menos no desde el pasado 3 de febrero, así que ya urge) y mucho menos “cotorrear” con los demás reos, ahora resulta que en la programación de la TV gringa no está Sabadazo.

Como si estuviera en hotel de lujo (o reclusorio mexicano), El Chapo sigue poniéndose diva y ahora se queja de que en la tele del cuarto de recreación del Metropolitan Correctional Center de Manhattan no le cambian de canal y siempre hay los mismos contenidos: un documental sobre rinocerontes que, de vez en cuando, se alterna con una película bien chafa.

La cábula información es difundida por TMZ, sitio que cita a los abogados de Joaquín Guzmán, quienes lamentan que su cliente nomás tenga de dos sopas en su hora de ocio: volverse un especialista en rinocerontes o hacer pierna, ya que la otra opción es darle a la bicicleta fija… y ésta fue colocada de espaldas a la televisión.

Las condiciones en las que se encuentra el que fuera el hombre más buscado de la justicia estadounidense ya son de conocimiento de Amnistía Internacional, organización que pidió comprobar si de verdad El Chapo se la pasa tan mal como dicen los abogados o nomás le está haciendo al cuento.

Sólo que, en caso de que les den chance de visitar a El Chapo, los de Amnistía deben tener bien presente que puede que ya no se encuentren con un rebosante y cachetón maleante, esto debido a que, de acuerdo con TMZ, Guzmán Loera ha optado por quemar calorías en la bici fija en lugar de ver documentales. Total, su imaginación es mucha y puede imaginarse qué es lo que pasa.

Ya, de menos que le pasen Ingobernable.

Comentarios