“Yo soy Pliskin”: El incidente de Manhattan

Hola y bienvenidos una vez más a esta su sección dedicada a contar las historias de los personajes del mundo de los videojuegos. Como lo prometido es deuda, hoy continuaré con la historia de Solid Snake.

Metal Gear Solid
Imagen: Metal Gear Solid

Gracias al éxito del Metal Gear Solid, la espera por la continuación de este renacimiento tenía vueltos locos a los fans. Sus plegarias serían contestadas durante la E3 del año 2000, donde pudieron ver lo nuevo de Solid Snake:

En noviembre de 2001, todos los dueños de un PlayStation 2 pudieron ponerle sus sucias garras a Metal Gear Solid 2: Son of Liberty… momento, ¡ese no es Snake! En un movimiento que dejó fríos a los fans, Snake sólo es utilizado durante el prólogo del juego, dándonos el control de Raiden por el resto de la historia.

Raiden
Imagen: Metal Gear Solid 2: Sons of Liberty

Esto enfadó mucho a los fans, pero ahondaré más en esto cuando toque la historia de Raiden (quien se ha convertido en uno de los personajes más gustados por los fans de Metal Gear).

Y sin más preámbulos…

USS Discovery Tanker

Después de lo ocurrido en la base militar Shadow Moses, y de descubrir que los gobiernos del mundo estaban involucrados con la creación de nuevos Metal Gear, varios grupos militares formaron a Philantropy, organización no gubernamental que se dedicaría a la destrucción de las armas conocidas como Metal Gear.

El 8 de agosto de 2007, un nuevo prototipo de Metal Gear (nombre clave, RAY) sería creado por los Marines de los Estados Unidos como un arma anti-Metal Gear (la ironía). Éste sería transportado en el barco petrolero, USS Discovery.

Metal Gear-RAY
Imagen: Metal Gear 2: Sons of Liberty

Gracias a la información robada de los servidores del gobierno por Emma Emmerich, hermana de Otacon (Hal), Philantropy contactaría al mercenario legendario, Solid Snake para que se infiltrara en el barco y tomara fotografías del nuevo Metal Gear desarrollado por el gobierno, para poder hacerlo del conocimiento del público.

Logrando infiltrarse con éxito, el camuflaje óptico de Snake se vería dañado, obligándolo a utilizar sus viejas técnicas como espía para poder adentrarse a donde el Metal Gear-RAY se encontraba.

A pesar de tener dudas sobre el éxito de la misión, Snake prosiguió. Sin embargo, un grupo de mercenarios tomaría control del USS Discovery, siendo liderados por un hombre misterioso.

La introducción de esta nueva amenaza no melló para nada su animo, prosiguiendo su camino y metiéndole unos buenos catorrazos a los mercenarios, que resultaron venir de Rusia. Descubriendo las coordenadas a donde se dirigían, Otacon dedujo que el RAY era completamente funcional y que estaba listo para una prueba.

Esto significaba que era un proyecto que la Marina no tenía conocimiento, por lo cual se estaban alejando del territorio perteneciente al ejército para probar el nuevo Metal Gear.

El camino de Snake se vería interrumpido por Olga Gurlokovich, hija embarazada de Sergei Gurlukovich, exgeneral de las Fuerzas Armadas rusas.

Después de un arduo combate, Snake lograría sedarla, siendo sorprendido por un dron de la Armada de los Estados Unidos que lo fotografió.

Adentrándose cada vez más en el navío, Snake se encontraría con un problema. Otacon había descubierto que habían interferido con su transmisión, por lo cual el CODEC no serviría para mandar las imágenes del RAY.

Viéndose obligado a adentrarse aún más, vería con estupefacción que Revolver Ocelot se encontraba al centro del robo del Metal Gear.

Después de traicionar a Gurlukovich y de dejar clara su alianza con la misteriosa organización llamada Patriots (ahorita hablaremos de eso, condenados), Ocelot lo mataría, revelándose en contra de Solidus Snake, tercer clon resultado de Les Enfants Terribles.

Tomando control del RAY, destruyó el barco. Pero algo no se encontraba bien con él, ya que, de un momento a otro, su voz y comportamiento se transformaron en los de Liquid Snake, quien se suponía había muerto en Shadow Moses.

La explicación que este “Liquid-Ocelot” le dio a Snake, es que al serle trasplantado el brazo de Liquid, éste tomó posesión del cuerpo de Ocelot.

Propinándole el último golpe al Discovery, el navío se hundiría junto a cientos de soldados y con Solid Snake

Todo esto había sido planeado por los Patriots para obtener al RAY e inculpar a Solid Snake de la destrucción del Discovery y del robo del Metal Gear.

Con esto pudieron crear su nueva fortaleza submarina, Arsenal Gear. Sin embargo, en 2009, el grupo terrorista llamado Los Hijos de la Libertad tomaría control de Arsenal Gear, después de infiltrase en la base de limpieza petrolera, Big Shell.

Pero a todo esto…

¿Qué demonios son los Patriots?

Nacido como el legado de Los Filósofos –organización formada en la Primera Guerra Mundial y conformada por una bola de los más inmundos ricachones de los Estados Unidos, La Unión Soviética y China– la llamada en un inicio como Cipher, utilizaría los inmensos recursos financieros del Legado de los Filósofos (100 mil millones de dólares) para llevar a cabo el sueño de un mundo unificado del soldado legendario, The Boss.

Creada en 1970 por Big Boss (pupilo y asesino de The Boss), Revolver Ocelot, Zero (David Oh), Dr. Clark, Donald Anderson y Big Mama (EVA), la organización se encargó de organizar muchos de los conflictos armados del mundo, obteniendo completo control de los Estados Unidos en 1990.

The Patriots
Imagen: Metal Gear

Sin embargo, varios incidentes hicieron que su mayor arma, The Big Boss, se desligara de ellos. Con temor de perder al Mejor Guerrero del Siglo XX, Zero inició el programa Les Enfants Terribles, para así tener a un clon perfecto de Big Boss bajo su completo control.

Pero nuevamente el tiro les saldría por la culata, ya que uno de esos clones se convertiría en su fin. Sabiendo que con el tiempo envejecerían, los miembros restantes de Cipher –ahora llamados La-Le-Li-Lo-Lu– comenzaron la creación de una Inteligencia Artificial (El Sistema), la cual se encargaría de gobernar al mundo en el futuro.

Regresando a la historia: Snake no había muerto pero se mantendría oculto, ya que los Patriots lo habían convertido en el enemigo número uno de los Estados Unidos.

En el año 2009, Snake recibiría información sobre el paradero de un nuevo Metal Gear en Big Shell. Decidiendo que era hora de volver a salir a la luz, se aprestó a la base secuestrada por Los Hijos de la Libertad.

Sabiendo que su identidad podía meterlo en serios problemas, adoptó el nombre de Iroquois Plisken (tomando el nombre de una tribu nativoamericana y el nombre de Snake Plissken de Escape de Nueva York).

Llegando de la única manera que le gusta (nadando), Plisken se infiltró como miembro del equipo 10 de los SEAL. Llegando al transformador Strut B, se vería confrontado por un miembro de Dead Cell, el inmortal Vamp.

Después de una pequeña escaramuza y de que Vamp le dijera que tenía un olor similar a él (gracias a las mendigas Nanomachines)Snake se dirigió a Raiden –supersoldado mandado por Philantropy para rescatar al presidente James Johnson.

Viendo que Raiden sospechaba de él, le contaría el origen de Vamp y Dead Cell:

Creados en el año 2000 como una unidad de ataque especial, los hombres conocidos como Fatman, Fortune y Vamp, se encargaron de entrenar a muchas de las dependencias del ejército.

Sin embargo, los Patriots los inculparían de varios genocidios, haciendo que Dead Cell tuviera que manejarse en las sombras. Después de la muerte de su coronel original, Jackson (esposo de Fortune), pasaron a las órdenes del Presidente George Sears, quien en realidad era el clon perfecto de Big Boss, Solidus Snake.

Dead Cell
Imagen: Metal Gear Solid 2: Sons of Liberty

Fingiendo estar herido, se separaría de Raiden. Cuando éste se encontró con Peter Stillman, experto en explosivos y maestro de Fatman, Pliskin se reuniría con él. Sin embargo, su fachada se iría cayendo a pedazos cuando Stillman se dio cuenta de varios detalles que no iban de la mano con un SEAL (el uso de audífonos, así como el uso de varias oraciones que sólo decían los superiores de la organización).

Dándoles un spray congelante para detener la explosión de varias cargas de C4 puestas por Fatman, Pliskin y Raiden se volverían a separar.

Logrando congelar las cinco cargas, Solidus Snake descubriría la verdadera identidad de Pliskin, gracias a Olga Gurlukovich quien lo vio escabullirse dentro de una caja… en serio Snake, ya ni por esconder tu identidad eres capaz de dejar tu obsesión con las cajas…

Teniendo que regresar a desmantelar una nueva carga de C4 en Shell C, Pliskin activaría las cargas puestas en Shell 2, las cuales estaban preparadas para explotar al manipular las bombas falsas del Shell C.

Esto causaría la muerte de Stillman y dejaría un tanto golpeado a Snake, quien fue encontrado por Raiden. La desconfianza del joven siguió incrementando cuando Pliskin le dijo que su misión no era la de rescatar al presidente.

Logrando tener acceso a un helicóptero, Pliskin introduciría a Raiden con Otacon. Sin embargo, su reunión se vería interrumpida cuando se vio forzado a pelear con varios mercenarios de Olga.

Poco después de eso, Solidus y Snake se encontraron cara a cara:

Después de esto, Snake le reveló su identidad a Raiden y le explicaría su misión. Al mismo tiempo, le diría a Olga que el verdadero asesino de su padre era Revolver Ocelot.

Con esto, la rusa decidió unírseles. Logrando infectar a la inteligencia artificial de Arsenal Gear con una versión modificada del virus FOXDIE, Snake volvería a unirse a Raiden para darle la espada alta frecuencia de Olga y enfrentarse a una ola de Soldados Tengu.

Sin embargo, sería capturado por Fortune, quien lo llevó con la verdadera mente maestra de todo, Ocelot:

Después de volver a ser poseído por Liquid, Ocelot tomaría control del Metal Gear-RAY. Tomando el arma para destruir a los Patriots, Liquid-Ocelot lograría escapar, pero Snake lograría ponerle un localizador.

Al final, las intenciones de Snake eran las mismas que las de Liquid, poner un fin a los Patriots, pero ya estaba harto de todas las mentiras que había recibido durante su vida, además de que las palabras que Liquid-Ocelot le había dicho dos años atrás, comenzaban a resonar en su cabeza.

Te estas ahogando en el tiempo.

Sin embargo, la muerte de Emma dejó un gran hueco en las filas de Philantropy. Sintiéndose algo culpable, Snake se uniría de lleno a la batalla contra los Patriots y Liquid-Ocelot.

Lamentablemente, el Síndrome de Werner que había contraído con las Nanomachines, cobró más fuerza que nunca, acelerando el proceso de vejez…

Y bueno, por hoy dejaremos hasta aquí la historia de Solid Snake.

La próxima semana nos espera tal vez la parte más confusa y sacada de los pelos de la historia de este personaje…

Ese Kojima es todo un loquillo…

Hasta la próxima

Texto: Luis Alberto Valis/ValisTheDarkia6
Comentarios