Legisladores implican a Yarrington en asesinato de Torre Cantú… la DEA lo hizo desde 2012

Luego de darse a conocer que Estados Unidos tendrá mano para procesar al exgobernador de Tamaulipas, (o sea, que primero será extraditado para allá), las autoridades mexicanas dan muestras de que cuando les toque a ellas, el Tomás Yarrington también se las verá negras… es decir, están señalando lo que para muchos fue evidente por años.

Pese a que las acusaciones o sospechas de que él estuvo implicado en el asesinato del candidato del PRI a la gubernatura de Tamaulipas, Rodolfo Torre Cantú, fueron hechas casi luego que éste ocurrió (en 2010), apenas legisladores solicitan a las autoridades correspondientes que indaguen el caso.

De acuerdo con Reforma, senadores tamaulipecos se unieron al actual gober, Francisco García Cabeza de Vaca, en su exigencia para que la PGR investigue si de pura casualidad Yarrington tuvo algo que ve con el asesinato del priista… tal como lo acusó la DEA, luego que el líder de Los Zetas, Miguel Treviño, soltara algo de información.

“No tengo elementos para prejuzgar, pero hay una sospecha, hay elementos fundados del Gobierno de Estados Unidos para acusarlo de muchas cosas, así que es conveniente aclarar todo, no dejar ni un cabo suelto”, señaló el astuto secretario de la Comisión de Justicia de la Cámara alta, Luis Humberto Fernández.

En efecto, si dependiera de lo que las autoridades del país hasta el momento tienen en contra del exgobernador tamaulipeco, seguramente éste seguiría en libertad. Recordemos que su aprehensión se dio gracias a una petición estadounidense.

Abonando al ridículo, el legislador del PAN, Héctor Larios hizo memoria y recordó que en su momento hubo indicios que ligaban a Yarrington con el asesinato de Torre Cantú… pero quién sabe por qué no se investigaron. “Entonces, aprovechando que está preso, quizá se pueden conseguir elementos de información que generen convicción para poderlo culpar”.

Ayer, el procurador general de la República, Raúl Cervantes y su homólogo gringo, Jeff Sessions, acordaron que Yarrington Rubalcava primero será extraditado a Estados Unidos, donde enfrentará cargos por narcotráfico. El chiste le podría salir al exmandatario en dos cadenas perpetuas y otra pena de 90 años.

En el acuerdo (y para que de este lado se tenga algo que presumir) se afirma que la detención del hombre que gobernó Tamaulipas de 1999 a 2004, se llevó a cabo gracias a la cooperación de las autoridades de Estados Unidos, Italia y México.

En el documento dado a conocer ayer mismo, se apunta que luego que concluya el juicio que enfrentará en Estados Unidos, el exgobernador será prestado un ratito a las autoridades mexicanas para que aquí también enfrente a la justicia. Aunque México la llevaba de ganar en por lo menos cuatro de los seis puntos que el subprocurador Elías Beltrán señaló que se tomarían en cuenta para la extradición de Yarrington, a final de cuentas se decidió “conjuntamente” (ajá) que Estados Unidos va primero. Lo cual pocos discutirán, pues ya en serio ¿para qué lo querían acá?

Comentarios