Miguel Jiménez, el héroe con acordeón

Por Daniel Montes de Oca

Cuando Luis Gabriel Rey se perfiló para cobrar el cuarto tiro penal en la tanda que definía al Campeón de la Copa MX entre Chivas y Monarcas, el guardameta del Rebaño, Miguel Jiménez, hizo una seña contundente: le advirtió que no le picara el balón a lo Panenka, consciente de que el colombiano suele ejecutar con ese estilo.

Rey eligió la potencia y el costado izquierdo, pero el cancerbero del Guadalajara adivinó, desvió el disparo y le dio a su equipo el título de Copa.

Fueron en total tres los penaltis los que atajó el originario de Ruiz, Nayarit: Jorge Zárate, David Cabrera y el citado Luis Gabriel Rey, sus víctimas.

“El Profe Lechu (Carlos Roa) me pasó un acordeón de cómo lanzan ellos y solo le fallaron a uno. Eso me ayudó mucho a la hora de parar los penaltis”, confesó el arquero.

El Wacho, como es apodado por su corte de cabello estilo militar, tiene 27 años, y tras la salida en esta campaña de Toño Rodríguez se convirtió en el portero suplente de las Chivas, en donde ha pasado por todas las categorías, incluida la Liga de Ascenso con Coras Tepic.

En la Copa MX recibió la confianza de ser titular por parte del técnico Matías Almeyda, y de principio a fin respondió con creces.

“Fueron muchos años de estar peleando por un puesto, se lo dedico a mis padres que siempre estuvieron ahí

“Era un sueño hacer historia aquí (Estadio Chivas), gracias a Dios se me dieron las cosas. Fue el esfuerzo de todos y esta afición se lo merece”, dijo eufórico el canterano del club tapatío.

Miguel Jiménez
Foto: Mexsport

El Wacho emergió como el héroe inesperado de una Final muy cerrada que tuvo que llegar a sus últimas consecuencias, y justo cuando se hablaba de que el guardameta de Monarcas, el uruguayo Sebastián Sosa, es un gran atajador de penaltis, apareció el nayarita.

“El que se desespera, pierde. He tenido mucha paciencia. Confío en mi trabajo, creo que siempre he entrenado de la mejor manera. Cada que se presenta la oportunidad de mostrarme trato de hacerlo de la mejor manera.

“Estoy muy agradecido con el cuerpo técnico de Chivas porque gracias a Dios se me brindó la oportunidad de estar como segundo portero. Es una oportunidad que tengo que corresponder en la cancha”, declaró.

La ambición del Wacho lo ha llevado incluso a jugar como defensa central en un partido amistoso entre Chivas y Houston Dynamo, donde el Rebaño se quedó sin cambios de jugadores de campo, y el portero tuvo que entrar por una lesión de Jair Pereira.

Ahora Jiménez desea que Rodolfo Cota, arquero titular del Guadalajara en la Liga, reciba una oportunidad en Selección Nacional, pues así él haría su debut en el Clausura 2017.

“Mi meta es que Cota llegue a la Selección, por eso vengo apretando fuerte, creo que aquí el que afloje lo van a hacer a un lado. Quiero que Cota llegue a la Selección para yo poder mostrarme y ahora sí jugar en Liga”, sentenció en su momento.

Chivas celebra otro título de Copa, el segundo con Almeyda al timón; sin embargo, tiene otro motivo de festejo: la confirmación de Miguel Jiménez, portero que salió del anonimato para convertirse en un héroe con acordeón.

Pleca Instagram Sopitas Deportes

Estamos hablando de:

chivas Copa MX