Identifican a responsable de ataque en París, tenía nota en defensa del Estado Islámico

Ayer les reportamos sobre un nuevo ataque en Europa. Los Campos Elíseos en París, Francia, fue el lugar en el que un hombre mató a un policía y dejó a dos más heridos, un hecho que fue calificado por el presidente Francois Hollande como un hecho “de índole terrorista”. Pues bien, sobre este tiroteo las autoridades francesas tienen más información.

De acuerdo con la prensa francesa, se ha logrado identificar al responsable del ataque terrorista ejecutado en los Campos Elíseos. Se trata de un hombre francés de 39 años llamado Karim Cheurfi. No desconocido para la policía local, ya que contaba con antecedentes penales y, al menos desde hace un año, estaba en la mira de las fuerzas antiterroristas por su posible radicalización.

Según El País, se ha detallado que junto al cuerpo de Cheurfi (hay que recordar que fue abatido al momento del ataque) se halló una nota en la que defendía al Estado Islámico. Este elemento acaba por confirmar la relación del agresor con los islamistas, ya que con antelación, el EI se adjudicó el ataque.

En más detalles del autor del ataque se apuntó que éste nació en 1977, en Livry Gargan, al norte de la capital francesa. En 2005 fue condenado a 15 años de cárcel por el intento de asesinato de tres personas, dos de las cuales eran policías. Recobró su libertad en 2013, pero un año más tarde nuevamente cayó en prisión, esta vez por robo agravado. En aquella ocasión se le condenó a cuatro años, sin embargo, logró salir en 2015 gracias a que se le otorgó libertad condicional.

Fue a finales de 2016 cuando Cheurfi comenzó a estar en la mira de las autoridades. Esto debido a que se conocían sus intenciones de “vengar a los musulmanes muertos en Siria”. Además, fuentes anónimas del diario francés señalaron que el atacante intentó conseguir armas y estar en contacto con integrantes de ISIS. Apenas a finales de febrero pasado fue detenido pero inmediatamente liberado, ya que las autoridades no lo consideraron peligroso.

En el auto que Cheurfi habría utilizado para llegar al lugar del ataque, la policía encontró un libro del Corán, además de una escopeta, dos cuchillos y unas tijeras para podar.