OMG! Vimos el avance de Atomic Blonde y ¡platicamos con su director!

Hace unos días se estrenó el avance de la película Atomic Blonde, protagonizada por Charlize Theron y dirigida por David Leitch. Este director tiene una historia muy interesante: hace más de una década comenzó su trabajo en Hollywood como doble de acción. De hecho fue doble por muchos años de, nada más y nada menos, Brad Pitt y Jean-Claude Van Damme.

Más tarde incursionó como director de escenas de acción, asistente de dirección, director asistente y finalmente director. Su opera prima fue, la ahora película de culto, John Wick, aunque en las negociaciones no le dieron el crédito como codirector y la película aparece como una cinta de Chad Stahelski. Si esto no parece sorprendente, les cuento que la tercera película en su haber es nada más y nada menos que Deadpool 2. Todos estos logros hacen de Atomic Blonde una película que morimos por ver.

En días recientes, y con el pretexto del lanzamiento del avance de Atomic Blonde, tuvimos la oportunidad de charlar con David Leitch y esto es lo que nos platicó.

¿Cómo fue el camino que seguiste para convertirte en director después de tantos años especializado en stunts?

Por más de una década trabajé como director de escenas de acción y viendo lo que los directores querían de los dobles de acción, vas aprendiendo. Fui observando algunos errores que tenían y los grandes problemas a los que se enfrentan. Después me convertí en asistente de dirección, y lo más importante fue trabajar con diferentes mentes creativas, con diferentes estilos de dirección; fue como un curso intensivo de dirección de cine. Si pones atención y tienes la actitud, puedes aplicar todo lo que sabes en tu propio trabajo.

Luego de tantos años de carrera como director de stunts ¿Cómo se refleja esa experiencia en Atomic Blonde?

Para mí es más claro saber qué quiero de mis stunts, ya que pasé muchas películas dirigiendo escenas de acción, coordinando a los stunts, y siendo segundo director en películas de acción; ayudando a otros directores a obtener lo que imaginaban de sus secuencias de acción. Saber lo que quieres y saber cómo lograrlo es sumamente importante.

Sobre esto: ¿cómo fue trabajar con Charlize Theron?, ¿fue difícil obtener de ella lo que buscabas en las escenas de acción?

Al contrario, hubo ocasiones, cuando era coordinador de dobles, que me hubiera encantado trabajar con alguien tan competente como ella, ¿sabes? Uno siempre quiere esconder los errores, hacer muchas tomas desde diferentes ángulos para poder salvar la escena en edición, pero lo interesante de tener actores como ella es que puedes hacer tomas largas porque la acción es consistente, está bien hecha y soporta escenas largas. Y, regresando a tu pregunta anterior, es importante saber qué quieres, lleva mucho tiempo de entrenamiento con tus actores: tienen que comprometerse, aunque muchas veces no tienes tanto tiempo de preparación como quisieras. Pero para esta película lo pudimos negociar. Le dije a Charlize “quiero 3 meses en los que básicamente te convertiré en un artista marcial para que hagamos estas escenas de la manera correcta para que se vean frescas y reales”. Hice esto con Keanu Reeves en John Wick: mucho entrenamiento; lo hice un experto en armas y funcionó muy bien.

¿Cómo llegaste a la novela gráfica The Coldest City?

Mi esposa, Kelly McCormick, es una productora bastante exitosa y fue ella quien me trajo el guion. Lo leí y me gustó mucho, sin haber leído nada de la novela gráfica. Ella logró ponerme en la posición de venderle mi visión a Charlize y a la gente que buscaba director para el proyecto, así que me trajo el material y sólo pensaba en hacer de esto algo fresco y original. Hay veces que lees algo como esto y dices “lo entiendo, sé cómo hacer que quede algo muy cool”.

Fresco y original, a veces eso es difícil partiendo de una novela gráfica como en 300 o Watchmen, ¿dónde encontraste la inspiración para darle este look a Atomic Blonde?

La novela gráfica fue una gran inspiración. La película en sí es una pieza de cine noir, pero quería infusionarla con música y con elementos de lo que creo era Berlín en 1989; algo impresionista pero divertido, una mezcla pop de ese Berlín que no viene en la novela gráfica. La novela es más algo sobre la Guerra Fría, con gabardinas y sombreros tipo fedora, y decidí llevarlo hacia el otro lado. Sin embargo, la composición y la sensibilidad gráfica eran algo que podía definir con base en la novela pero a mi manera y los elementos misteriosos de la novela me encantaban desde un principio.

La historia está situada a finales de los 80, ¿qué te hizo mantenerla ahí?

Había algo de esa época que me fascinaba, muchos cambios en el mundo, en la política, en la música, ¿sabes? Esta cosa de que el Este y el Oeste se mezclaban, me pareció un gran escenario para un thriller de espías.

¿Ves similitudes entre esa época y lo que vivimos hoy? ¿La polarización del mundo, la tensión política?

En estos tiempos ha habido cambios políticos muy radicales, sobretodo en el último año, y mientras la hacíamos no pensaba que hoy fuera tan relevante y sí, creo que hay una polarización por lo que creo que Atomic Blonde y su mundo de secretos y mentiras propio de una historia de espías, aún situado en la Guerra Fría hoy tiene relevancia, aunque nunca busqué que así fuera, fue una coincidencia.

¿Cómo invitarías a alguien a ver Atomic Blonde si no es fan de las novelas gráficas?

Creo que la deben de ver por las actuaciones: el personaje de Charlize es interesante ya que pasa por una crisis existencial, pero sabe como navegar en este mundo de mentiras y engaños y sobrevive a todo lo que le ponen enfrente. Creo que les van a encantar las escenas de acción, la historia es atractiva y divertida, y cuenta con un gran soundtrack con música de los 80.

Por último, es un trailer largo, pero muy divertido ¿por qué decidiste mostrar tanto en el avance?

¡Qué buena pregunta! Creo que la gente ya espera ver avances cortos. En mi opinión porque las campañas de publicidad lo dictan, pero a mí no me gusta ver una película basándome sólo en una imagen, a veces tienes que contar un poco más para que la gente se involucre, entre tanto ruido y otros contenidos allá fuera, así que decidí darles más para que se interesaran más.

Después de ver este avance, platicar con el director y leer la novela gráfica, sólo nos queda esperar sentaditos al estreno de Atomic Blondeque a nosotros nos emociona mucho.

Por Miguel Lozano

Comentarios