Autoridades alertan por el robo de fuente radioactiva… sí, otra vez

Como si se tratara del saqueo a otro Estado, cada mes nos enteramos de nueva cuenta del robo de material radioactivo. Bueno, quizás es exagerado, pero con éste ya van al menos siete casos de hurto de fuentes radioactivas, esto desde 2013. Es considerable el número de incidentes. ¿No es para que las autoridades ya hubieran incrementado la protección de este tipo de material?

En fin… Protección Civil declaró alerta en nueve distritos del norte y oeste de México, debido al robo de una fuente radioactiva de uso médico y cuya manipulación requiere ciertas medidas especiales, ya que resulta peligrosa.

De acuerdo con Animal Político, los primeros reportes indican que el material en cuestión se encontraba al interior de una camioneta al momento de ser robado. En un comunicado emitido por la secretaría de Gobernación, se informa que el incidente ocurrió en el municipio de Tlaquepaque, Jalisco.

Así que si ustedes viven en alguna de las entidades en las que se ha declarado alerta (Jalisco, Colima, Nayarit, Aguascalientes, Guanajuato, Michoacán, San Luis Potosí, Durango y Zacatecas) y en su camino al trabajo, a las tortillas o por ahí, ven que alguien va por la calle cargando “un equipo móvil de radiografía industrial con una fuente radiactiva de Iridio-192”, échenle un grito a las autoridades correspondientes, ya que se trata de una fuente que puede “ser peligrosa para la salud humana si se extrae de su contenedor”.

En caso de que localicen el material, se recomienda mirarlo de lejitos y establecer un radio de seguridad de al menos 30 metros de distancia. No intentar manipularlo y de inmediato notificar a las autoridades al agringado número de emergencia (911).

Este es el segundo robo de este tipo en lo que va del año. El último fue en febrero, en Querétaro, cuando algún ratero no muy genial creyó que era buena idea hacerse de una fuente radioactiva. Afortunadamente se dio cuenta de su error al poco tiempo y, 72 horas después, las autoridades lograron su recuperación.

Comentarios