Los peores fiascos del NFL Draft en los últimos 10 años

No hay deporte en el que sea más importante el draft que en la NFL. Un equipo de futbol americano se construye con base en selecciones de draft y la agencia libre debe ser un complemento y no al revés. Los puestos para elegir jugador son sumamente cotizados por lo que desperdiciar una elección, seleccionando un fiasco, resulta muy doloroso.

Sin embargo esto ha ocurrido en muchas ocasiones, curiosamente casi siempre le pasa a los mismos equipos (vaya scouts que tienen). Por eso hoy, a tan sólo dos días para que se lleve acabo el NFL Draft de 2017, te presentamos los peores fiascos  en el ya citado evento.

Jake Locker

Getty Images

Los Tennessee Titans creyeron que habían encontrado a su quarterback franquicia en el draft del 2011. El egresado de  Washington se suponía iba a romperla en Tennessee; sin embargo todos sabemos como terminó su historia. Locker jamás pudo consolidarse, cada año fue más para abajo y nunca pudo llevar a los Titans a playoffs. Se retiró de la NFL en 2015 a los 27 años de edad. Finalizó su carrera con apenas  4,967 yardas en cuatro temporadas, o sea poco más de las yardas que lanza Drew Brees en una sola campaña. JJ Watt, Mike Pouncy y Andy Dalton fueron seleccionados después de Locker en el draft del 2011.

Aaron Curry

Getty Images

Loa Seattle Seahawks han tenido una larga historia de malas selecciones de draft (cómo olvidar a Brian Bosworth), pero sin duda Aaron Curry ha sido su peor elección en los últimos años. El linebacker era una estrella en Wakeforest; sin embargo, al dar el salto a la NFL todas sus condiciones desaparecieron. Duró tres años en la liga y se retiró. Brian Cushing y Clay Matthews, también linebackers fueron tomados después de Curry.

Trent Richardson

Getty Images

El primero de la serie de corredores que ha producido Alabama en los últimos años fue un auténtico fiasco en la NFL.  Richardson fue seleccionado en 2011 por los Cleveland Browns (por quién más). En aquel año RGIII y Andrew Luck fueron los picks uno y dos; los Browns necesitaban un quarterback porque bueno son los Browns, pero en vez de hacer un trade o algo, los de Cleveland decidieron mejor elegir un corredor. En ese mismo draft estaban disponibles Luke Kuechly y Russell Wilson. Trent Richardson no rompió la liga ni mucho menos con los Browns, pero de alguna forma Cleveland logró sacarle provecho al egresado de Alabama.

El corredor fue canjeado a los Indianápolis Colts a cambio de una primera selección de draft. Richardson había tenido una campaña de debut más o menos decente pero no era para tanto. Con los Colts, el corredor fue una verdadera decepción y tras  dos años en Indy firmó como agente libre con los Oakland Raiders en marzo de 2015, los Raiders lo cortaron en agosto de ese mismo año.

Johnny Manziel

Getty Images

Manziel pintaba para se un fiasco y lo fue. Todos lo sabíamos, menos los Browns. Ganar el Heisman no representa que serás bueno en la NFL. Johnny Manziel era un quarterback de sistema y su fracaso era evidente. Para colmo, ahora es más conocido por haber entrado una casa de rehabilitación para alcohólicos, y un escándalo en el que al parecer le pegó a su pareja, que por jugar al futbol americano.

El exjugador de Texas A&M fue seleccionado en el 2014  para competir por la titularidad con Brian Hoyer y este último le ganó la batalla de calle. Sin embargo, por alguna razón (quizá porque son los Browns) a media temporada Cleveland decidió poner a Manziel como titular, aunque Hoyer los llevaba con paso de playoffs. Aplausos para los Browns por favor. En fin Johnny Football está tratando sus problemas con el alcohol por lo que no ha intentado volver a la NFL. En aquel draft estaban disponibles los mariscales Teddy Bridgewater y Derek Carr.

JaMarcus Russell

Getty Images

No podía ser otro. Si “decepcionante” se pudiera definir con un nombre propio, ese sería el de JaMarcus Russell. En el 2007 los Oakland Raiders venían de cuatro años nefastos y ya sin Rich Gannon necesitaban otro mariscal. El egresado de LSU tenía un brazo increíblemente fuerte, había sido MVP del Sugar Bowl y los scouts lo consideraban entre los tres mejores de la nación, por ello  los Raiders gastaron la primera selección global en él.

Si bien el hecho de que no resultara una estrella no era tan sorprendente, sí lo fue el hecho de que haya durado sólo dos años en la liga. Russell jamás mostró nada, simplemente era un mariscal pasadito de tamales que se valía de su fuerza para conseguir algunas cosas, pero en definitiva estaba muy lejos del nivel que se requiere para ser profesional. El pasador dejó la liga tras dos años con los Raiders, y aunque ha perdido peso y ha intentado volver a la NFL no lo ha conseguido. Tras el fiasco de JaMarcus Russell casi nadie ha querido usar el número dos con los Raiders. Calvin Johnsson, Patrick Willis, Adrian Peterson y Marshawn Lynch son sólo algunos nombres que Oakland dejó pasar en aquel draft.

Pleca Instagram Sopitas Deportes

Estamos hablando de:

Johnny Manziel NFL Draft