Enrique Graue se pronuncia en contra del uso de drogas entre estudiantes y menores

El día de hoy, en la inauguración del Quinto Simposio de la Red de Instituciones Educativas contra las Adicciones de la Ciudad de México (RIECA-CDMX), Enrique Graue recordó que está plenamente demostrado que el uso de cualquier sustancia psicoactiva genera problemas definitivos en el desarrollo neurológico de niños y adolescentes, además de tener efectos sobre la memoria y el aprendizaje.

En México, un millón 800 mil alumnos de entre 10 y 17 años de edad son usuarios ocasionales de drogas: 150 mil de ellos tienen entre 10 y 11 años de edad, alertó el rector de la UNAM. Es por eso que refrendó la postura de las autoridades universitarias en contra del consumo de la mariguana en los espacios escolares y en sus inmediaciones “independientemente de cuál sea nuestra posición sobre el uso recreativo del enervante”.

via GIPHY

“Los datos son preocupantes porque hablamos de casi dos millones de usuarios ocasionales en el país de entre 10 y 17 años de edad, grupo que es particularmente frágil a sus efectos y proclive al uso frecuente de sustancias adictivas”, indicó al citar la Encuesta Nacional de Consumo de Drogas en Estudiantes de 2014.

En el auditorio Alfonso Caso, subrayó que las estrategias y programas de prevención en las comunidades estudiantiles deben estar siempre en sus agendas de trabajo, pues permanentemente deben analizar sus resultados e implementar nuevas estrategias. El rector destacó que la RIECA-CDMX es uno de los mejores instrumentos para lograrlo y cuenta con resultados tangibles de los programas que ha venido implementando.

Graue podrá decir misa, pero no se ve que haga mucho por detener el flujo de “hierba” y otros estupefacientes que circulan en la universidad de la cual es rector. Si no nos cree, o no se ha enterado, basta con que se de una vuelta por la Facultad de Filosofía y Letras, el controversial Auditorio Justo Sierra, la Facultad de Ciencias Políticas o el Espacio Escultórico, para que se de una ligera idea de lo que hablamos. Y además, si tanto se preocupa por los menores, que también se de una vuelta por las prepas y CCHs de la UNAM, vea lo fácil que se consiguen un toque y otras sustancias por ahí (según nos han contado) y haga algo de verdad al respecto…