Editors Choice

Mujeres de la UNAM denuncian a Marcelino Perelló ante la PGR

Aunque él dice que la mayoría de sus dichos fueron meras “ocurrencias al bote pronto”, académicas y trabajadoras de la UNAM consideran que el exlocutor de radio, Marcelino Perelló, sí se pasó de verdura y no sólo eso: lejos del lenguaje florido, las expresiones de Perelló son “hechos que puede ser constitutivos de delitos”.

Por lo anterior, Proceso reporta que un total de 32 mujeres que laboran en la máxima casa de estudios ya presentaron una denuncia ante la Fiscalía Especial para Delitos de Violencia contra las Mujeres y Trata de Personas (Femitra) de la PGR, con el objetivo de que el hombre que presume que sus dedos han estado en “infinidad de vaginas” (pero nunca a la fuerza), sea castigado por sus expresiones misóginas y altamente ofensivas contra víctimas de violencia sexual.

Según la denuncia interpuesta el pasado 24 de abril, se acusa que lo que el también exprofesor de la Facultad de Ciencias dijo en su extinta emisión radiofónica, Sentido Contrario, “provoca más violencia contra las mujeres, especialmente la violencia sexual, y agravan un problema social y vulnera los derechos humanos de las mujeres”.

El asunto no es ningún “requiebro”, ya que entre las denunciantes se encuentran mujeres del calibre de Alicia Elena Pérez Duarte y Noroña, quien fuera la primera Fiscal en FEVIM-PGR, además de secretaria técnica sobre feminicidios en el Senado; María Gabriela Delgado Ballesteros­, investigadora del Centro de Estudios sobre la Universidad; Leticia Arroyo Peláez, secretaria Técnica del Centro de Estudios Europeos y Margarita Beatriz Mata Acosta, coordinadora de la Licenciatura de Pedagogía, entre otras.

Además de los audios del programa Sentido Contrario y el análisis de los mensajes que Perelló emitió en redes sociales, entre las pruebas ofrecidas por las denunciantes, se encuentra el comunicado emitido por la CNDH, en el cual se asienta que las declaraciones del fino caballero NO PUEDEN AMPARARSE EN LA LIBERTAD DE EXPRESIÓN. ¿Por qué? Aunque la pregunta es necia, la CNDH aclaró que los señalamientos del buen Marce “ofenden, descalifican, incitan, promueven o justifican la violencia de género contra las mujeres”.

Ejemplo: en sus “disculpas”, Perelló aseguró que “el problema de la violación es que produce placer en las víctimas”… bueno, depende de las condiciones; “es común”, aclaró.

Aunque para Perelló “incluso en la violación no hay para qué desgarrarse las vestiduras”, en entrevista concedida a Ciro Gómez Leyva aseguró sentirse dolido por la “persecución” de la que es objeto. Incluso lamentó que instancias como la Facultad de Ciencias le haya volteado la espalda al solicitarle ya no dar clases.

Comentarios