Enrique Tarín: De prófugo a Diputado arropado por el PRI

¿Se acuerdan de Enrique Tarín, el diputado suplente del PRI que, con orden de aprehensión en su contra, se refugió en San Lázaro (claro, en lo que llegaba su respectivo amparo)? Pues ha regresado y en forma más cínica.

Con amparo en mano, el buen Tarín solicitó a la Cámara de Diputados que le hagan efectivo el cargo que heredó del fallecido legislador Carlos Hermosillo. Señalando que posee un amparo que invalida cualquier orden de aprehensión, el excolaborador César Duarte solicitó que le tomen protesta como diputado… ya saben, para obtener el fuero constitucional. De acuerdo con Reforma, la solicitud llegó ayer a la Mesa Directiva.

Sí, se recibió la carta de Tarín pidiendo que se le tome protesta. Argumenta que están a salvo sus derechos políticos y que tiene un amparo”, señaló el vicepresidente de la Cámara, Javier Bolaños.

El diputado suplente del PRI, Antonio tarín
Foto: Mauricio Huizar / El Heraldo de Chihuahua

Ya pasó casi un mes de la vergonzosa escena: mientras a las afueras de San Lázaro agentes ministeriales esperaban ejecutar una orden de aprehensión, adentro Tarín se paseaba, en la espera de la suspensión provisional que le permitiera salir de las instalaciones… esto luego que se le negó tomar la protesta del cargo que le otorgaría fuero constitucional.

Claro, durante su espera, Tarín fue arropado por la fracción de su partido: el PRI. Hasta le dieron chance de quedarse a dormir en el recinto legislativo. Ya cuando llegó su documento salvador, el excolaborador de Duarte salió “con la frente en alto”, prometiendo que no se fugaría.

El vicepresidente de la Cámara de Diputados, Javier Bolaños, comentó que una vez recibida la solicitud de Tarín, ésta se mandó al área jurídica del órgano, a fin de que se determine qué procede: si no se ve tan descarada la ayuda que le estarían dando a Tarín, para que evite a la justicia por la acusación que en su contra existe, por el desvío de 300 millones de pesos.

“Sin duda, la Cámara está ante la decisión de qué es lo que procede. Analizar la petición de Tarín en lo jurídico, si es verdad que están a salvo sus derechos, pero también esto es una decisión política sobre si debe tomar protesta”, apuntó Bolaños.