Proponen “por error” cárcel para mujeres que aborten en Michoacán

Cómo por error no meten a algunos funcionarios transas al bote… pero eso ya es mucho pedir. En lo que sí se equivocaron las autoridades de Michoacán, fue en proponer al Congreso local una iniciativa con la que ya estaban celebrando (con sidra, claro) Esteban Arce y compañía.

De acuerdo con Milenio, en el Código Penal del Estado se castiga con un año de trabajo a favor de la comunidad a aquellas mujeres que aborten voluntariamente. Sin embargo, apenas el pasado 31 de marzo, el gobierno michoacano propuso modificar la pena… sólo un ligero cambio: en lugar de un año de trabajo comunitario, ¿por qué mejor no entambarlas?

Según lo asentado en la gaceta Parlamentaria del 5 de abril, el gobierno de Silvano Aureoles propuso dar de seis meses a un año de prisión “a la madre que voluntariamente procure su aborto o consienta en que otro la haga abortar”… bueno, esta es la pena mínima, sólo aplicable cuando la mala mujer no sea tan mala, es decir “no tenga mala fama”, “que haya logrado ocultar su embarazo”, o bien, que su embarazo “sea fruto de una unión ilegítima”. En caso de que falte una de las circunstancias arriba mencionadas, la mujer sentirá con mayor vigor el rigor de la ley, ya que se le aplicaría una pena de uno a cinco años de prisión, según se puede leer en el artículo 288.

Propuesta de castigo a mujeres que aborten en Michoacán
Foto: Milenio

Como era de esperarse, la ola de críticas no se dejó esperar. Sin embargo, el gobernador de Michoacán aguantó vara… por 20 días, tiempo que le tomó darse cuenta que la había regado y, sólo entonces, por medio de mensajes en Twitter se desligó de tan polémica propuesta.

Afirmando que respeta los derechos de las mujeres, además de negar ser el autor del proyecto, Aureoles aseguró que solicitó que éste fuera retirado. Por otra parte, señaló que pidió a especialistas diseñar un nuevo proyecto; uno que “incluya la voz de la gente”. Así que espérenlo, ya que -según- “será de avanzada”.