Policía de la SSP-CDMX arrastra moto bien estacionada para que se la (roben) lleven a corralón

Si los polis pasan y pasan por tu calle, puede que no sea para cuidar el vecindario, sino para ver quién está bueno para darle baje… bueno, no tanto como “robar” (aunque casi), pero sí para inventar una buena infracción.

Como si le pagarán por llevarse unidades al corralón (ups, igual y sí), un policleto le echó ojo a una motocicleta que estaba sospechosamente bien estacionada. Luego de consultarlo por radio, el uniformado procedió a mover el vehículo para dejarlo de tal forma que sus compañeros no dudaran en treparlo a su camioneta.

¿Para qué? Bueno, el propietario al llegar y notar que su moto ya no estaba, procedió a hacer la denuncia por robo. Pero cuál: para su “tranquilidad”, su medio de transporte había sido llevado al corralón…listo para ser devuelto, previo pago de multa y demás gastitos extras. Al preguntar por qué, las autoridades no quisieron/pudieron/supieron.

“Vecinos del lugar nos brindaron su ayuda aconsejando que pidiéramos videos de la unidades habitacionales cerca del percance y así lo hicimos, y es así como nos damos cuenta cómo esos malditos cerdos hacen su ‘trabajo’”, se relata en la página Facebook de Debbied Debbie, donde se difundieron las imágenes.

Y sí, al checarlos descubrirán algo que causará escalofríos a quienes todavía le tienen algo de confianza a las autoridades.

Según el testimonio, al ir por su moto al corralón, los encargados señalaron que llegó ahí porque el conductor no llevaba casco y circulaba con las luces apagadas.

“TRABAJO Y ESTUDIO, MIS GASTOS SON LIMITADOS. DEJARON DAÑOS EN MI MOTO, tronando el seguro del volante, dañaron la llanta delantera y el freno de ella, el velocímetro no marca la velocidad y TENGO QUE PAGAR DAÑOS QUE LE PROVOCARON. En verdad ayuden a COMPARTIR estos videos para que sepan qué clase de “SEGURIDAD” tenemos en el país.

No se indica en qué demarcación ocurrieron los hechos. Sólo que pasó el 25 de abril…y bueno, ahí pueden ver que se trata de elementos de la SSP de la CDMX.

Y pues sí… qué pin&/(e coraje.

Comentarios