La leyenda urbana de la ballena azul: el oscuro juego de internet que incita al suicidio

A pesar de que Internet suele ser nuestra más confiable fuente de entretenimiento, existen ciertos rincones oscuros que demuestran lo retorcida y escalofriante que puede llegar a ser la mente humana, sobre todo cuando se le da el don del anonimato. Tal es el caso de ballena azul o blue whale, un juego en línea que presume ser el responsable de los suicidios de muchos niños y adolescentes.

Ballena azul: un juego de internet que incita al suicidio

Juego - Ballena azul
Fotografía de Facebook//El juego de la ballena azul

El siniestro desafío reta a los jóvenes a realizar 50 pruebas (una por cada día), que incluyen desde dibujar una ballena en un papel hasta privarse del sueño por cantidades específicas de tiempo, ver una maratón de películas de horror, hacerse cortes en los brazos y acercarse al borde de un precipicio. Todas éstas deben ser vigiladas por un “guardián” designado para monitorear su cumplimiento al pie de la letra y sin errores.

Cabe mencionar que el último de los desafíos es quitarse la vida lanzándose de un balcón. Para quienes se lo pregunten, no hay ninguna recompensa por terminar, tan sólo tiene como objetivo incitar la muerte sin sentido alguno.

La rápida difusión de esta actividad a través de las redes sociales ha provocado la preocupación de las personas en todo el mundo, ya que existen quienes aseguran que hay una conexión entre ballena azul y los trágicos suicidios de muchos chicos y chicas de distintos países. Normalmente no es fácil encontrar información del juego en redes populares como Facebook o Twitter, porque éstas siempre se encargan de borrar rápidamente cualquier contenido relacionado con el tema.

¿De dónde surgió?

Juego de la ballena azul en Novaya Gazeta

Las primeras menciones acerca del espeluznante juego fueron publicadas hace un año por un periódico ruso llamado Novaya Gazeta, perteneciente a la oposición. El artículo hablaba de un misterioso aumento de suicidios de adolescentes en ciertas regiones del país entre noviembre del 2015 y mayo del 2016. Esto debido a que habían seguido los retos publicados en una red social llamada Vkontakte (que es como el Facebook ruso).

Perfil de las adolescentes rusas - Ballena azul

Se cree que el primer grupo de ballena azul surgió en aquella plataforma, como una especie de culto a Rina Palenkova, una joven rusa que se quitó la vida después de publicar su foto. Pero todo cobró bastante fuerza cuando los medios rusos reportaron las muertes de Yulia Konstantinova, de 15 años, y Verónika Volkova, de 16, quienes se lanzaron desde un edificio de 14 pisos en la ciudad de Irjystsk, Siberia. Se supone que una de ellas publicó una foto en VK de una ballena azul momentos antes de su muerte, pero no hay pruebas de tal cosa.

Rina Palenkova
Rina Palenkova – Foto de Siberian Times

Hasta la fecha no se ha podido comprobar de manera terminante que el juego haya causado alguna de las 130 muertes de adolescentes reportadas anteriormente. Al mismo tiempo se sancionó a los autores del diario mencionado por malas prácticas. Después de todo, los suicidios eran algo real, pero no se tenía evidencia que probara la validez de sus argumentos.

Grupos en relación con el juego

Como mencionamos hace un momento, no es fácil que la gente encuentre muchos sitios en donde se promueva esta actividad libremente. Sin embargo, algunas fuentes hablan de la existencia de un grupo en español que tiene más de 15 mil miembros.

Hay sospechas de que éste podría ser responsable de la muerte de adolescentes en México, Brasil y Colombia.

Según la opinión de las autoridades, los administradores de dichos grupos tan sólo lo hacen por pura diversión y que realmente no pretenden que los menores de edad se suiciden. Su objetivo principal es atraer seguidores y hablar de la muerte u otras cosas depresivas.

Para cerrar el tema, sólo queda decir que no se necesita de un grupo de la muerte para manipular la mente de un adolescente con problemas de autoestima. Quizá la posible existencia de ballena azul traiga consigo malas noticias, pero tal vez se podrían evitar más suicidios si los padres pudieran acercarse más a los jóvenes para monitorear sus actividades y proporcionarles el apoyo que necesitan.

Comentarios