Venezuela: sin partidos de por medio, Maduro convoca a la creación de una nueva constitución

Sus detractores lo ven como una manchada forma de poner “a modo” las leyes, pero Maduro lo ve como… bueno, pues para qué desmentirlos: “no me dejaron otra alternativa”, señaló el presidente de Venezuela al hacer este anuncio.

En medio de una crisis política y económica, el presidente Nicolás Maduro convocó a la creación de una Asamblea Constituyente, la cual se encargará de redactar una nueva carta magna para el país sudamericano. Como ya se mencionó, Maduro pretende dejar fuera a las viejas estructuras partidarias (cof, sus detractores, cof) para nomás darle voz a la “ciudadanía” (grupos afines al chavismo, dicen los especialistas).

Convoco una Constituyente ciudadana, no una Constituyente de partidos ni élites, una Constituyente ciudadana, obrera, comunal, campesina, una Constituyente feminista, de la juventud, de los estudiantes, una Constituyente indígena, pero sobre todo, hermanos, una Constituyente profundamente obrera, decisivamente obrera, profundamente comunal. Convoco a los comuneros, a los misiones”, cita la BBC al expresidente.

“No me dejaron otra alternativa”, señaló el mandatario venezolano en referencia a las acciones que en los últimos días ha emprendido la fracción opositora. Esto durante el anuncio de la llamada Asamblea Nacional Constituyente, la cual estará conformada por 500 miembros elegidos por el “voto del pueblo”. Del total de constituyentes, “aproximadamente unos 200 o 250 serán electos por la base de la clase obrera”, detalló.

La convocatoria se dio durante la celebración del Día Internacional de los Trabajadores. Horas más tarde, Maduro oficializó el llamado a la Asamblea Constituyente por medio de la firma de un decreto. Como era de esperarse, la iniciativa del líder de la República Bolivariana fue calificada por la oposición como “un fraude” y como una forma de acabar con el legado del exmandatario Hugo Chávez: la constitución.

Julio Borges, el presidente de la Asamblea Constituyente (la de partidos), señaló que lo que pretende hacer Maduro no es otra cosa que un golpe de Estado. Si bien ya lo hizo hace unas semanas, cuando le retiró al Poder Legislativo sus facultades, lo que se hará con esta nueva convocatoria es un golpe más certero… además de ilegal. Aunque ya se veía venir, así lo dijo el pasado 30 de abril:

Anunciamos al mundo preocupado por Venezuela que mañana podría acentuarse la continuación del golpe dado por el Gobierno de Maduro a principios de Abril. Cualquier constituyente comunal y no electa mediante el voto es ilegal y va en detrimento de la democracia”, cita Globovisión a Borges.

Para Borges, el problema no es la constitución, sino hacer que ésta se respete… y quién debería comenzar por respetarla, sino el presidente: “el problema no es la Constitución, el problema es usted”.