López Obrador promete que México luchará contra las ideas de Trump

Son como dos gotas de agua. Populistas y demagogos. Prometen cosas irrealizables. Los dos son autoritarios y hasta tienen el mismo gesto al sonreír. Ambos se cierran al comercio internacional y son nacionalistas. Los dos representan un peligro para sus país. Estos son algunos de los argumentos que los detractores del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, y de Andrés Manuel López Obrador, dirigente nacional de Morena y aspirante presidencial, utilizan para hermanar las figuras de los dos políticos —supuestamente— antisistema. Curiosamente, no ha habido un gran intercambio de declaraciones entre ambos extremos que parecen tocarse. Desde territorio estadounidense algunas versiones periodísticas sugerían que la administración de Trump no ve con buenos ojos una potencial victoria del candidato morenista. Del otro lado tampoco han existido muchos reveses contra el magnate. López Obrador no se inmiscuyó en el proceso electoral de Estados Unidos.

Aquella madrugada del 9 de noviembre, fecha en que Trump se alzó con la victoria electoral, AMLO se limitó a enviar un comunicado en el cual recalcaba que México era una nación soberana. Meses después, en marzo, para ser precisos, López Obrador presentó una denuncia contra el empresario neoyorkino ante la Organización de las Naciones Unidas (ONU). No es sino hasta después de los primeros 100 días de la gestión de Donald Trump que López Obrador se pronunció abiertamente sobre las políticas del presidente de Estados Unidos. El pasado 1 de mayo, el político tabasqueño escribió un artículo en el periódico estadounidense The Washington Post en el cual aseguró que México luchará contra las ideas del republicano. En el texto, AMLO consideró que la victoria de Trump estuvo relacionada con el descontento y frustración de ciertos sectores de la sociedad norteamericana y que la estrategia de su equipo se basó en desviar la atención de los problemas reales y “enfocarla en enemigos imaginarios”.

En su misiva, López Obrador dijo que los mexicanos que van a territorio estadounidense no son ni criminales ni narcotraficantes ni violadores, como la narrativa antimexicana de Trump ha sugerido y que, al contrario, la mayoría de nuestros compatriotas que van a territorio estadounidense son gente honrada y trabajadora “expulsada de su propio país por los desastres sociales generados en tres décadas de gobiernos neoliberales que destruyeron la industria nacional, el tejido productivo del campo, los sistemas públicos de educación y salud y la seguridad de los habitantes, y que alimentaron el surgimiento de poderes delictivos que hoy aterrorizan a México”. El oriundo de Macuspana también hizo énfasis en el aporte que los migrantes mexicanos hacen tanto a nuestra economía como a la de Estados Unidos.

Andrés Manuel López Obrador (AMLO)
Foto: Morena

 Y a todo esto, ¿qué propone López Obrador?

De acuerdo con el aspirante presidencial, su plan para superar la sacudida en la relación bilateral con Estados Unidos y para defender a nuestros connacionales tiene dos puntos:

1.- Hacer una campaña para explicarle a los ciudadanos estadounidenses que fueron engañados por el discurso demagógico de Donald Trump, el cual sólo tenía propósitos electorales y se nutrió de la situación de desempleo y pobreza que afecta a ciertos sectores de su población.

2.- Recalcarles a los migrantes mexicanos su importancia y el impacto que su trabajo tienen en México. Según AMLO, también se buscará ofrecerles una vida digna en nuestro propio país para que no se vean forzados a abandonar la República Mexicana. El candidato de Morena aseguró que para esto buscará erradicar la inseguridad y la violencia, además de generar empleos, elevar salarios, reactivar el sector agrícola e invertir en educación, salud y vivienda. ¿Y de dónde va a salir todo el dinero para llevar esto a cabo? López Obrador aseguró que combatiendo la corrupción se podrían ahorrar hasta 50 mil millones de pesos.

AMLO habla sobre el presidente Peña Nieto y su llamada con Donald Trump
Foto: Facebook

López Obrador comentó que su gobierno aspirará a tener una relación respetuosa con Estados Unidos, pero que defenderá la soberanía de México. Asimismo consideró que la política exterior de Trump es “errónea y contraproducente” y que librará una “batalla de ideas” ante quienes “alientan el egoísmo, el rechazo de clase, las fobias y la discriminación en todas sus variantes”.

Comentarios