Tras el perdón del TAS, Aguilar ofrece disculpas y Triverio celebra con chocolates

“Lo cortés no quita lo valiente” y Pablo Aguilar, defensa del América, refrendó dicha frase.

Luego de conocer que el Tribunal de Arbitraje Deportivo (TAS, por sus siglas en inglés) le redujo el castigo de un año a 10 partidos, tras ser reportado por agredir a un árbitro, el paraguayo envió un mensaje a través de la cuenta de Twitter del América, y en el video se disculpa y acepta haberse equivocado.

“Esto a uno le deja tranquilo y ahora a dar la vuelta a la página y seguir trabajando acá. En experiencia, bueno, yo me siento muy apenado por todo lo que había pasado, también aprovecho la oportunidad de pedir disculpas a mis compañeros, a la afición, no solamente a la del América, sino en general, porque lo que hice yo sé bien que no es bueno”, declaró el guaraní.

El defensa central agradeció las muestra de solidaridad de sus compañeros y colegas de la Liga MX que en todo momento lo alentaron para que confiara en la reducción del castigo.

Triverio repartió Chocolates

via GIPHY

El argentino Enrique Triverio también recibió buenas noticias, pues de un año, su suspensión quedó en ocho partidos, por lo que será elegible para enfrentar los Cuartos de Final con el Toluca.

El atacante llegó el martes al entrenamiento de Toluca con una sonrisa de oreja a oreja y chocolates para repartir a todo el plantel, pues la resolución del TAS puso fin a su angustia.

“Ya llegó la gran noticia que tanto esperaba, gracias a Dios salió favorable a lo que estábamos buscando, volver a meter la cabeza al 100 por ciento que me toca a mí que es en la cancha. Sirve de experiencia, todo esto es muy tonto para cualquier jugador, hay que tomar conciencia y no dejarse llevar por los nervios”, dijo.

Pare cerrar el tema, Enrique dijo que no le preocupan posibles represalias de los silbantes, pues se sabe que el gremio arbitral quedó muy molesto con la reducción del castigo a ambos futbolistas.

“Yo creo que no, somos personas profesionales y siempre confío en las personas”.

¿Qué ganó con todo esto? Bueno, pues además del aprendizaje de respetar a la autoridad y no correr riesgos innecesarios, Triverio tiene un nuevo amigo.

“Fue algo nuevo para mí y Pablo (Aguilar), lugar desconocido (Suiza, sede del TAS) y no hablar el mismo idioma. Nos mandamos mensaje de aliento porque pasábamos por lo mismo. Me parecía injusto lo que habían puesto y estaba inquieto y no quería quedarme así”, concluyó.

Pleca Instagram Sopitas Deportes

Comentarios