Esto es lo que ocurre con tu cerebro si consumes LSD

El cine y la televisión siempre nos han mostrado un viaje de LSD como una experiencia extraña y aterradora, debido a las alucinaciones que tienen quienes lo consumen. Sin embargo, existen detalles curiosos que guarda la ciencia sobre esta sustancia y, como Internet es una fuente infinita de conocimiento, era obvio que alguien decidiera explicarlos de manera sencilla.

Una vez más los muchachos de AsapSCIENCE se prestaron a la tarea de dar una breve pero completa explicación acerca de los efectos que esta droga causa en nuestro cerebro, así como otros datos que muchos no conocían. Si quieren aprender algo nuevo, entonces chequen el video que pondremos a continuación.

¿El inglés no es lo suyo? No se preocupen, porque vamos a mencionar los puntos más interesantes que encontramos en el clip.

LSD y sus efectos en el cerebro

Este químico se deriva del ácido lisérgico y afecta varios neurotransmisores como la dopamina, los receptores de glutamato y los adrenérgicos, causando así múltiples alucinaciones por hasta 12 horas. Numerosos estudios que han obtenido imágenes del cerebro bajo los efectos del LSD demostraron que hay partes de éste que se comunican de una manera única (especialmente la que se encarga de la vista), explicando por qué se tienen visiones tan vívidas y complejas.

Una investigación más reciente indica que también hay un impacto bastante fuerte en los receptores de serotonina que por cierto, influyen directamente en la felicidad del ser humano.

Así es como pasamos a otro de los fenómenos ocurridos después de tomar la droga conocido como la “disolución del ego”. Se describe como la desaparición de la frontera entre un ser vivo y el resto del mundo. Muchas personas que lo han experimentado opinan que es una manera de conectarse con la naturaleza y que eso les produce un sentimiento genuino de amor.

Posibles efectos positivos

A pesar de que no se recomienda jugar con esta droga, un experimento plantea la idea de que pueden existir efectos positivos tras su consumo. Dicha información se obtuvo tras darles dosis de 75 microgramos de LSD a 20 personas durante dos semanas. Los resultados mostraron que hubo un aumento considerable en su optimismo, creatividad, imaginación y que también mostraron un comportamiento social más abierto.

Los científicos que hicieron estas pruebas opinan que la sustancia podría ser usada como terapia contra la ansiedad o ciertas enfermedades que pongan en riesgo la vida, gracias a que estos se sienten con los deseos de retomar hábitos positivos que favorecen la buena salud.

¿Por qué no está padre consumir LSD?

Algunas personas pueden pensar que existen muchos beneficios de tomar la droga en cantidades pequeñas; sobre todo porque ésta no genera adicción y se considera menos peligrosa en comparación con la cocaína y la heroína. Pero no todo es tan bello como parece, porque un mal viaje puede generar consecuencias a largo plazo como paranoia, temores irracionales, ataques de pánico y hasta regresiones.

Se sabe que hay personas cuyas regresiones ocurren hasta meses después de que la sustancia abandonó su organismo por completo. En situaciones más extremas, las consecuencias pueden derivar en: psicosis, tendencias suicidas o al desarrollo de un trastorno perceptivo persistente por alucinaciones, que básicamente es como un recorrido sin final a través de loco-landia.

Ahora que conocen toda esta información, sólo nos queda aconsejarles que siempre tengan cuidado con lo que decidan introducir en su cuerpo. No podemos detenerlos si quieren experimentar, pero si un poco de diversión cobra precios tan altos, tal vez valga la pena pensarlo dos veces.