Moisés Muñoz: Un despido, el olvido y un adiós

Por: Daniel Montes de Oca | @montesdeoca11

A Moisés Muñoz le abrieron la puerta trasera del América al término del torneo pasado.

A Ricardo Peláez y demás directivos poco les importó el título de Liga que les dio el guardameta en la Final ante Cruz Azul con aquel gol inolvidable, los años y campeonatos que le entregó al club, que la afición estaba identificada con él y que su nivel no había disminuido pese a sus 37 años.

De esta manera, Moy no tuvo opción y se vio obligado a marcharse a Jaguares. Pasó del equipo más mediático de México, a uno de los más modestos que estaba condenado a pelear por no descender.

MEXSPORT

La imagen de la presentación de Muñoz como refuerzo de Jaguares fue sumamente triste: el arquero sentado en una mesa improvisada con un mantel, cuatro micrófonos, un refrigerador, dos cuadros mal colgados y una pared pintada a medias.

Ese debió ser el primer gran golpe de realidad de Moisés. Pues aunque conservó el salario que tenía en el América, en lo deportivo y hasta en lo social salió perdiendo por donde se le vea.

La primera mitad del torneo Chiapas tuvo buenos partidos y Muñoz fue factor para que sumara algunos puntos; se le notaba comprometido y con ganas de revalidarse como futbolista.

Sin embargo, las cosas dieron un giro en la fase decisiva y Jaguares recibió goles a racimos, se convirtió en la defensa más goleada, y ‘Moy’ cometió algunos errores costosos como aquel ante Tijuana en el que regaló un balón en la salida a Avilés Hurtado.

Hoy, en plena madurez, el portero vive el primer descenso de su carrera con menos de cinco meses en Chiapas. Lo cierto es que el América no lo echa de menos, pues Agustín Marchesín es un futbolista decisivo bajo los tres postes, y la siguiente parada en la carrera de ‘Moy’ es una incógnita.

De la sobrexposición, lujos, protagonismo, exigencia, amor, odio y demás factores que envuelven al América, Moisés Muñoz pasó a los adeudos, el descenso, el olvido de los llamado a Selección, y los escándalos en un club sin estructura.

A Moisés Muñoz le abrieron la puerta trasera del América hace cinco meses; hoy el futbol hace lo mismo y el guardameta vive en carne propia el drama de un descenso.

Aquí no acaba todo, de ‘Moy’ depende que así sea.

Pleca Instagram Sopitas Deportes

Comentarios