¿Quién es más amable? ¿Alguien que lee o que ve televisión?

Hoy en día pareciera ser que el mundo está de cabeza. Desde múltiples conflictos armados, personas con una visión retrograda del mundo en altos puestos gubernamentales, crímenes violentos suscitándose a diario; nos encontramos en un momento algo preocupante.

Y si nos vamos a eventos más mundanos, podemos notar la falta de educación y empatía que persevera en la sociedad moderna. Con la gente ensimismada en sus propios asuntos y valiéndole el resto del mundo, nuestra situación como sociedad no parece mejorar. Entonces, ¿qué se puede hacer?

Según un estudio de la Universidad de Kingston, leer es la respuesta.

Realizado por Rose Turner, después de cuestionar a 123 niños sobre sus preferencias en entretenimiento, la psicóloga de la Universidad de Kingston descubrió que la gente que lee más, tiene mayor empatía y educación que aquellos que sólo ven televisión.

Mientras que los niños que ven televisión demostraron una baja empatía y cordialidad –dependiendo del género de su preferencia– los niños que se entretienen leyendo, demostraron un mejor comportamiento.

Aquellos que prefieren la ficción son más sociables, mientras que los que leen romances demuestran un mayor nivel de empatía. Así mismo, quienes gustan de la comedia son personas más agradables.

Los niños con teorías más desarrolladas son mejores para participar en actividades sociales. Estos niños pueden interactuar de maneras más sensibles y cooperativas que otros niños que son más propensos a resolver las cosas con agresión.

Según un estudio realizado en 2013, a los niños que ven mucha televisión se les dificulta mucho ponerse en los zapatos de otros, haciendo que sus niveles de empatía sean muy bajos.

Pues bueno, si bien es cierto que leer es una actividad muy sana, existe un sinnúmero de patanes que son muy cultos, y en esos casos no se le puede echar la culpa ni a la televisión o a los libros.

Vía: Indy100
Comentarios