¿Es la perfección nórdica una mentira? Hay 10 cosas que lo prueban

Durante mucho tiempo hemos leído que la gente en países como Noruega, Finlandia, Suecia, Dinamarca e Islandia, llevan mucho tiempo teniendo una calidad de vida que raya en la perfección. Esto debido a que aquellos lugares se mantienen en los primeros puestos del mundo en cuanto a educación, conciliación laboral y derechos sociales.

Sin duda todo luce muy bonito, pero la realidad es que cada una de esas regiones aún enfrenta problemas que ni con todo el bienestar y filosofía de vida, han podido resolver.

¿Qué pruebas tenemos de que eso es verdad? Tras hacer un par de investigaciones, descubrimos hay por lo menos 10 razones por las cuales esos países no son el paraíso que aparentaban ser. Al conocerlas se darán cuenta de que, a pesar de su filosofía de vida y su increíble manera de hacer las cosas, también tienen sus desperfectos.

La soledad en Suecia es una realidad

Soledad
Fotos de Getty Images

Según lo que han publicado fuentes como Vice, al menos cuatro de cada diez hogares en Suecia son unipersonales; esto quiere decir que por lo menos en 1.7 millones de casas hay una mujer o un hombre sueco suspirando mientras come cereal sin la compañía de un ser querido, pareja y etcétera.

Otro estudio realizado por la Cruz Roja aseguró que un 40% de las personas en aquel país afirma sentirse abandonado. Pero eso no es lo más triste, ya que al menos uno de cada cuatro individuos muere sin que nadie se presente en la morgue a reclamar su cadáver.

En Islandia se toman muchos antidepresivos

Pastillas

Si quieren saber cuál es el secreto de la felicidad escandinava de la que tanto se habla, sólo diremos que es una cuestión de magia y muchos, pero antidepresivos.

La OCDE recopiló información de Islandia, sólo para concluir que el 11.8% de sus habitantes están tomando medicamentos para combatir la depresión diariamente. Suecia y Dinamarca lo hacen el 8.4% y el 8% respectivamente.

Finlandia y sus problemas con el alcohol

Alcohol - Bebida

Puede que Finlandia haya quedado como el quinto puesto en el ranking de los lugares en el mundo con mejor sistema educativo, según el informe PISA; pero no puede ocultar el hecho de que hay muchas personas ahogando sus penas con la bebida. Tan grave es la situación, que hace 10 años era la causa principal de muertes en el país.

Hoy en día, las muertes de finlandeses relacionadas con los problemas de alcoholismo han bajado un poco, pero no como para decir que todo está perfecto. Después de todo, un 14% sigue siendo muy malo.

Tasas de suicidio elevadas

Lápidas de tumbas

De acuerdo con el estudio publicado en Journal of Economic Behavior & Organization, muchas personas con baja autoestima crean los pilares de su felicidad mediante la comparación de su vida con la de otras personas, lo que aumenta el riesgo de conductas suicidas. El texto fue publicado en 2011, pero no deja a un lado un punto muy importante: los países escandinavos son los que destacan por seguir ésta conducta.

Algunos datos de la OMS indican que Suecia y Finlandia poseen tasas de suicidio alarmantes (16.3 y 15.4 casos por cada 100 mil habitantes).

Dejan a los bebés durmiendo en la calle

Carritos con bebés

Ésta es una costumbre muy habitual en Dinamarca, Islandia, Finlandia y Suecia. Forma parte de práctica para reducir la mortalidad infantil que data desde los años 20 del siglo pasado. Como los bebés pasaban mucho tiempo en el interior de sus casas, donde había mala calidad del aire y falta de luz, sufrían un déficit de vitamina D y se enfermaban muy seguido.

Gracias a eso se generó la actividad de dejar a los carritos con todo y chamaco estacionados en la calle, mientras los padres se tomaban un café en un local de su agrado. Sin embargo, actualmente dicha práctica no es muy efectiva porque se expone a los niños a contraer enfermedades debido al clima frío característico de esos países.

Finlandia todavía pone bebés en cajas de cartón

Bebé

Aquí tenemos otra tradición cuyo propósito es obsoleto en ésta época.

En la Finlandia pobre y deprimida de 1930, los casos de muerte súbita en los infantes era alarmante, así que comenzaron a repartirse cajas con el fin de que las madres no compartieran cama (más que nada para evitar que los asfixiaran). Ya en casos extremos de falta de recursos, éstas servían para que los nenes no durmieran en el suelo.

Sobra decir que hoy en día eso ya no sirve de nada, puesto que esa región no sufre de problemas económicos graves y ya existen mejores alternativas dentro de los hospitales.

En Noruega todavía matan muchísimas ballenas

Cola de ballenas

Sin importar el número de protestas realizadas en contra de la caza de ballenas, en Noruega aún se registran casos de 999 de estas nobles criaturas (que en un 90% estaban embarazadas) muertas por año. Esto es más que Islandia y Japón juntos.

No dan muy buena cara a inmigrantes

Inmigrantes

La integración en países como Suecia no es fácil, ya que usualmente su poca población suele ser muy homogénea.

En un texto del economista Nima Sanandaji, llamado El Poco Excepcional Modelo Escandinavo, se mencionan detalles acerca del generoso sistema de bienestar en relación con las familias de inmigrantes. Se detalla que, a medida que crece la dependencia a largo plazo de éste, es más fácil que se den casos de marginación.

Los inmigrantes encuentran muy difícil conseguir un empleo adecuado, sobre todo en Finlandia y Suecia. Eso sin mencionar que ellos tienen una tasa de desempleo que tiene ocho puntos porcentuales más que la de la de los nacidos en esos lugares, sin importar que su nivel de educación sea similar.

En Dinamarca hay buenos hospitales, pero mala salud

Transfusión de sangre
Imagen de Flickr

Nos parece increíble que el país considerado como uno de los que tiene mejor sanidad en Europa, al mismo tiempo haya recibido el título de la capital mundial del cáncer por parte de la Fundación Mundial de la Investigación contra el Cáncer. Una publicación del European Health Report, registró a Dinamarca con el récord de muertes por tumores en los pulmones de toda la Unión Europea.

Y eso no es todo. Según la Organización Mundial de la Salud, la tasa de obesidad en Dinamarca es del 19%, pero al menos el 55% de su población tiene sobrepeso y dicha situación va en constante aumento.

Como pudieron observar, hasta las regiones más favorecidas en aspectos como la salud, el dinero y la educación, tienen sus propios problemas con los cuales lidiar. Tal vez no sea una razón para ser más felices, pero sí nos ayuda a comprender que tanto aquí, como en Suecia o Finlandia, la gente tiene momentos difíciles en su vida.

Comentarios