Olvido, frustración y soledad: la vejez LGBTQ+

La vejez, más popularmente aceptada como la tercera edad, es compleja en sí misma, independientemente de la orientación sexual. Es un tema que incomoda en la sociedad actual, que se intenta evitar o al menos aplazar con cremas, ejercicio, alimentación, “ropa juvenil” y cirugías. Los achaques, las complicaciones, enfermedades, la pérdida de facultades, de memoria, de agilidad, de belleza son casi siempre inevitables. A lo anterior se suman muchas veces la vida en retiro o en desempleo, en casa de un familiar o en una residencia. Entonces es normal el sentimiento de ser un lastre, un estorbo, de no rendir como antes, no ser útil. Todo lo anterior en su conjunto genera frustración.

Esto mismo, genera soledad y sentimientos de olvido o abandono. Además, muchas amistades, artistas y conocidos mueren y esto aumenta el aislamiento. Esto, aunado a los cambios en el entorno (si no nos creen pregúntenle a sus abuelos o padres cómo era México cuando eran chicos… “uyyy todo era muy distinto”, “la ciudad ya no es como antes”), el avance de la tecnología (a la cual ya no le pueden seguir el paso) y la poca paciencia; hacen que la soledad y la frustración sean una constante en esta etapa de la vida. Pero no tiene porqué ser así necesariamente.

Y ¿Qué pasa cuando además de viejo eres lesbiana, homosexual, bisexual, transexual? Pues a todo lo anterior hay que sumarle una continua lucha contra la homofobia, el posible mayor rechazo y abandono de la familia y de la sociedad. Así, la soledad y la frustración son aún mayores. La diversidad sexual es un tema que sigue incomodando a varios, a pesar de que hay mucha más apertura y respeto y derechos legalmente respaldados en muchas partes del mundo. Al hablar de la vejez LBGT+ estamos uniendo dos temas que en realidad son, o deberían ser, uno mismo: el de la vejez.

El documental Tí@s de John Petrizzelli es un excelente acercamiento al tema. En México Samantha Flores es una activista transexual de 85 años que busca cumplir su sueño de tener una casa de día para Adultos Mayores LGBT. A continuación les dejamos un video en el que narra un poco de su vida y nos explica su propuesta:

 

¿Ustedes qué opinan? Si quieren saber más de su proyecto, pueden encontrarlo en Facebook y en su página oficial.

Comentarios