Pintan de rojo a la Sirenita de Copenhague por protesta

La sirenita de Copenhague es una escultura de bronce que se encuentra en el Parque Langelinie, en la Bahía del Puerto sobre unas rocas adentradas en el mar. Fue realizada por Edvard Eriksen, quien se inspiró en el cuento de hadas homónimo escrito por Hans Christian Andersen para crearla. En la actualidad es el símbolo más famoso de la ciudad y la foto o selfie con la estatua es obligatoria para los turistas. Por lo mismo ha sido víctima de múltiples actos vandálicos o de protesta: la han pintado, decapitado, vestido, le arrancaron un brazo y hasta la hicieron volar de su base con explosivos.

"Dinamarca, defiende a las ballenas de las Islas Feroe"
“Dinamarca, defiende a las ballenas de las Islas Feroe” se lee escrito en rojo sobre la arena.

El día de hoy amaneció pintada de rojo por activistas como parte de una protesta para exigir la protección de las ballenas de la caza en las Islas Feroe, un país autónomo dentro del Reino de Dinamarca, pero no pertenecen a la Unión Europea.  La protesta por la matanza de ballenas piloto, también conocidas como delfines calderones, no es debido a un caso aislado: el archipiélago es conocido por la captura de estos animales, una tradición milenaria en la que los cetáceos son atraídos a las bahías para ser cazados.

La caza de ballenas está permitida en estas Islas, ya que forma parte de una antigua tradición llamada  grindadrap, la cual consiste en atrapar a los cetáceos en una bahía o fiordo para matarlos con cuchillos largos. Posteriormente, la carne es repartida entre los lugareños.