Cuentos chinos: Trump se retiraría de acuerdo contra cambio climático

La gestión del presidente Donald Trump se ha caracterizado por estar llena de escándalos y polémica. Ya sea por sus controvertidas propuestas como la construcción del muro en la frontera compartida por México y Estados Unidos, el ataque frontal a las ciudades santuario o el #muslimban; sus constantes enfrentamientos con los medios de comunicación y sus gestos gandallescos; o su presunta vinculación con autoridades del gobierno de Rusia, los primeros meses de la administración del magnate no han estado salvos de cuestionamientos severos. Este miércoles 31 de mayo, el empresario neoyorkino salió con una nueva puntada. De acuerdo con lo reportado por la cadena CBS News, el mandatario estaría por dar marcha atrás al Acuerdo de París, que busca mitigar los efectos del cambio climático. Según un reporte periodístico del portal Axios, la decisión de Trump ya está tomada y ahora solamente faltaría decidir de qué manera lo harán.

Lectura: ¿Cuál es la posición de Donald Trump respecto al cambio climático?

Hay de dos sopas: los estadounidenses pueden solicitar su retiro formal del acuerdo —lo cual tardaría hasta tres años en concretarse— o salir del tratado sobre el cambio climático de la Organización de las Naciones Unidas, lo cual según Axios, podría ser “más rápido pero también más extremo”. La determinación del gobierno de Trump en este tema es un golpazo al legado del expresidente Barack Obama en materia de calentamiento global. De acuerdo con las versiones periodísticas,  el presidente Trump había retrasado su decisión respecto al Acuerdo de París durante su asistencia a la reunión con los líderes del G-7. Después de la cita, la primera ministra de Alemania, Angela Merkel, declaró que Europa debía tomar su destino en sus propias manos toda vez que los “tiempos en los que podían confiar totalmente en otros se habían acabado”. Una pedrada directa contra el mandatario de Estados Unidos.

En noviembre de 2012, el empresario originario de Nueva York aseguró a través de su cuenta de Twitter que el concepto de calentamiento global había sido creado por los chinos para que la industria manufacturera de Estados Unidos dejara de ser competitiva. Poco después de su triunfo electoral, durante una entrevista con reporteros de The New York Times, el presidente Trump cambió ligeramente su posición original sobre el cambio climático y aceptó que el fenómeno podría estar relacionado con la actividad humana. En el encuentro, Donald prometió que miraría “cuidadosamente” la situación y que tendría “mente abierta” al respecto. El Acuerdo de París fue firmado el 12 de noviembre de 2015 y, aunque entró en vigor, todavía faltaba desarrollar los reglamentos para saber si funcionaba o no.

Comentarios