Este fue el camino de Alfredo del Mazo durante la campaña

La hora llegó. Este domingo 4 de junio se celebrarán elecciones en el Estado de México, la entidad más poblada del país —con 16.18 millones de habitantes—. Desde hace 90 años, el Edomex ha sido gobernado por el Partido Revolucionario Institucional (PRI). Es decir, el estado líder en métricas de secuestros, segundo lugar en homicidios dolosos y que en 2016 registró al menos 263 feminicidios, nunca ha conocido la alternancia. Durante el último sexenio, de acuerdo con la revista Expansión, los niveles de pobreza crecieron —un millón 557 mil 800 mexiquenses pasaron a engrosar este sector—, la inseguridad y los delitos de alto impacto también aumentaron, a tal punto que el Estado de México ocupó el primer lugar nacional en cuanto a la percepción de inseguridad durante 2016: 90.6% de sus habitantes no se sienten seguros.

Durante los últimos dos meses hemos seguido cada paso de los candidatos a la gubernatura del Estado de México. Cada desliz, cada propuesta, cada puntada, su crecimiento o desplome en las encuestas y sus confrontaciones. Durante esta semana hemos publicado perfiles de dos de los aspirantes a hacerse de la mal llamada “joya de la corona“. Ya conocimos el trajín del perredista Juan Zepeda y de la morenista Delfina Gómez Álvarez durante su campaña. Ya conocimos sus propuestas, cómo fue su trayecto hasta el día de las elecciones y de qué se les acusó. Este viernes, 2 de junio, cerramos con el recuento de campaña del priista Alfredo del Mazo y la panista Josefina Vázquez Mota. Estampas de los días campaña a unos días de la elección. Con respeto a las estipulaciones de la veda electoral.

Foto: Notimex

Alfredo del Mazo ganó la nominación del PRI cuando todo apuntaba a otros candidatos. Por su aceptación en las encuestas, señala la versión oficial, el expresidente municipal de Huixquilucan fue elegido como “candidato de unidad” del partido en el poder. Alfredo III, como lo apodó la periodista Sabina Berman, sería el tercero de la dinastía Del Mazo en ganar la elección del Edomex, tras las victorias de Alfredo del Mazo Vélez, su abuelo y el primer mandatario mexiquense que gobernó la entidad, y Alfredo del Mazo González, su padre. El abanderado priista inició su campaña con la promesa de hacer más seguro el estado y otorgar a las amas de casa un salario rosa. Uno de los puntos más criticables de la campaña de Alfredo del Mazo fue la presencia de funcionarios del Gobierno Federal antes y durante los tiempos de campaña.

En los últimos cuatro meses, apunta el portal Animal Político, al menos 10 secretarios y subsecretarios federales, acudieron a más de 60 actos públicos en el Estado de México. Durante estos meses vimos desfilar por el Edomex al mismísmo presidente Enrique Peña Nieto y a figuras como Miguel Ángel Osorio Chong, secretario de Gobernación; Aurelio Nuño Mayer, de Educación Pública; Rosario Robles, de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano; Renato Sales, comisionado nacional de seguridad; José Reyes Baeza, titular del ISSSTE; Mikel Arriola, director del IMSS; Nuvia Mayorga; directora de la Comisión Nacional para el Desarrollo de los Pueblos Indígenas; además de la presencia de otros personajes identificados con el PRI como Eruviel Ávila, actual gobernador del Estado de México; Enrique Ochoa Reza, dirigente nacional del PRI; y Angélica Rivera, presidenta del Consejo Ciudadano Consultivo del Sistema Nacional DIF y primera dama.

Sólo para poner un ejemplo: Francisco Javier García Bejos, subsecretario de planeación, evaluación y desarrollo regional de Sedesol, visitó —por lo menos— 35 veces el Estado de México entre enero y abril de 2017.

Eruviel Ávila, gobernador del Estado de México
Foto: Notimex/Guillermo Granados

La iniciativa Ahora, liderada por Emilio Álvarez Icaza, denunció que el PRI opera una red de corrupción en el Edomex para financiar las campañas de sus candidatos en esa entidad. De acuerdo con la investigación presentada por el movimiento, Enrique Peña Nieto y Eruviel Ávila habrían sido beneficiarios de esta telaraña que involucra a la empresa española OHL. Ahora señaló que el partido tricolor quería cometer de nueva cuenta “uno de los mayores fraudes de la historia” y beneficiar a Del Mazo en el proceso. Ayer, 1 de junio, la plataforma presentó una denuncia penal ante la Fiscalía Especializada Para la Atención de Delitos Electorales (Fepade) por el presunto desvío de recursos para el financiamiento de la campaña de del Mazo. Durante el debate organizado por el periodista Carlos Loret de Mola, Josefina Vázquez Mota atacó al priista en el mismo talante.

“Tú, Alfredo, hablando de seguridad, fuerte y con todo contra la corrupción, déjame te digo lo que haces con tus amigos y cómplices de Higa y de OHL, Alfredo (…) te quiero decir a ti (ciudadano) que pasa a diario por el Viaducto-Bicentenario, te cobran 43 pesos que van a sacar de tu bolsillo y lo ponen en el bolsillo de los amigos de Alfredo del Mazo”, aseguró la candidata del PAN.

Otro de los puntos cuestionables de la campaña del candidato priista fue la repartición de la famosa Tarjeta Salario Rosa. La premisa es simple: se repartieron tarjetas de cartón, sin bandas magnéticas o chips. Para acceder al beneficio, se les pidieron copias de su credencial de elector a los potenciales beneficiarios de apoyo. En caso de que no gane Alfredo del Mazo, pues, no habrá dinero para los simpatizantes de Del Mazo. Lo peor del caso es que ni siquiera se ha especificado de cuánto será el apoyo económico correspondiente a los que sean beneficiados con la Tarjeta Salario Rosa. El actual gobernador de la entidad, Eruviel Ávila, fue señalado por presuntamente repartir dinero a cambio de votos a través de la tarjeta La Efectiva.

Alfredo del Mazo Kun
Foto: Facebook

En los meses de campaña apareció una extraña página de Facebook llamada Del Mazo Kun. En ésta se presentaron las aventuras de un personaje que bien rememoraba al candidato priista pero dibujado en un estilo de anime. Durante su intervención en el primer debate, Alfredo del Mazo declaró que “la alternancia no resuelve la inseguridad”. De acuerdo con El Universal, este fue un intento del equipo del priista por llegar a los votantes millenials.

En el segundo debate, el candidato priista dijo que entendía el malestar de los mexiquenses, pero que el enojo se podría convertir en retroceso en caso de que ganara la candidata morenista Delfina Gómez, de quien dijo “no está lista para gobernar“.

Comentarios