Chequen los secretos que Julian Casablancas reveló a Rey Pila

Mientras esperamos con ansias noticias sobre el nuevo disco de The Strokes, parece que Julian Casablancas y compañía están tomando las cosas con bastante calma, pues hace poco nos enteramos que durante los primeros meses del próximo año el vocalista presentará su segundo material junto a The Voidz, su proyecto alterno con el que debutó en 2014.

Los detalles de este álbum aún son un misterio, pero éste promete tener un sonido mucho más elegante y limpio, sin olvidar ese estilo “futurista” de prision-jazz. Y aunque en un principio no tuvieron el éxito esperado, esto ha sido de gran ayuda para que Casablancas experimente a gusto con ese estilo ochentero que tanto le fascina, pues la música de The Voidz pertenece a su sello discográfico Cult Records. Rey Pila también pertenece a esta disquera, y entre tantos proyectos que la conforman sigue siendo la favorita de Jules hasta el momento; incluso ha trabajado como su productor desde hace unos años.

Aprovechando esta extraña relación que poseen, NME organizó una entrevista de Rey Pila a Julian Casablancas donde el músico reveló algunos secretos: la canción que lo motivó a dedicarse a la música, las ventajas y desventajas de producir a una banda y esa peculiar manera en la que se encontró con las canciones de este proyecto mexicano.

Resulta que Julian estaba en las antiguas oficinas de Cult Records (ubicada sobre la famosa librería Strand Bookstore) cuando escuchó a lo lejos una canción en la calle, que sonaba como un hit moderno mucho mejor que la música pop de la actualidad. Esta combinación le gustó tanto que sintió frustración ante la idea de que tal vez no podría saber de qué tema se trataba. Rápidamente salió del lugar para descubrir que la melodía provenía de la oficina de enfrente, dónde reproducían un demo de una banda en búsqueda de una disquera. Esta pieza resultó ser “Alexander” de Rey Pila, que más tarde fue el primer sencillo que lanzaron bajo la producción del integrante de The Strokes.

 

 

A pesar de que entre las mayores influencias de Julian Casablancas y The Strokes encontramos varios proyectos como The Ramones, The Clash y The Cars, la canción que lo animó a dedicarse a la música y más tarde convertirse en uno de los músicos más importantes en la escena del indie rock fue “Yellow Ledbetter” de Pearl Jam, que escuchó en una cinta de mala calidad y eso bastó para despertar su interés musical.

Años más tarde pasó de estar detrás del micrófono a dedicarse a los arreglos de producción en su propio negocio, pues debe cerciorase de la calidad de las bandas que ingresarán a Cult Records. Una faceta de la que había hablado muy poco y por eso decidió revelar los pros y contras de ser productor.

La mejor parte de ser productor es tener mejor perspectiva, supongo. Siempre he querido escuchar algo de lo que he escrito o grabado por primera vez o con otros oídos, para evaluarlo sin prejuicios ni expectativas. Cuando produces a alguien más puedes comenzar con un lienzo en blanco. Porque te familiarizas tanto con tus propias canciones que es muy difícil juzgarlas en ocasiones. He visto artistas pasar por la misma etapa, pero puedo ver sin emociones, “Oh esta parte es increíble” o “Esta parte tal vez no tanto” sin esa falta de perspectiva, sin ese punto ciego emocional presente. Así que dejar de lado las emociones y ser objetivo es genial, es lo opuesto a cuestionarte ansiosamente a ti mismo cuando es tu canción.

La parte mala es fácil. Es anularte por problemas personales, emocionales o desacuerdos. Algunas de mis canciones favoritas serían abandonadas y algunas de las que no me gustan tanto serían trabajadas por algo que estoy seguro. Me he culpado a mi mismo en varias ocasiones y eso es tener problemas personales y desacuerdos en mi juicio. Eso puede ser molesto muchas veces.

 

 

Entre otras tantas curiosidades, descubrimos que Julian quiere que legalicen el LSD y que le hubiese gustado protagonizar The Adventures Of Sebastian Cole, aunque probablemente habría elegido el papel del chico de cabello largo y aspecto femenino de Dazed And Confused, porque cumplía todos los requisitos necesarios cuando esta película salió. Finalmente se invirtieron los papeles y fue el turno de Rey Pila de responder sobre sus boxeadores mexicanos favoritos, películas nacionales y proyectos musicales que más les gustan. Si quieren checar la entrevista completa podrán hacerlo en este enlace.

Comentarios