Filipinas: luego de asalto, encuentran 35 muertos en casino de Manila

Treinta y cinco cuerpos sin vida fueron encontrados al interior de un casino en la ciudad de Manila, Filipinas, después de un ataque registrado en las primeras horas de este viernes. De acuerdo a los primeros reportes, todo fue responsabilidad de una sola persona: un pistolero que entró al lugar con rifle de asalto, para luego prender fuego a las mesas de juego.

Un informe inicial de la policía filipina señala que el número de víctimas era 36. Se cree que las personas no fueron baleadas, sino que murieron de asfixia, dijo el superintendente Tomas Apolinaro: “la mayoría de las víctimas fueron encontradas muertas al interior del baño”.

De acuerdo con CNN, la densidad del humo provocado por el incendio al interior del casino retrasó la búsqueda de las víctimas. El director de la Oficina de Policía de la Región de la Capital Nacional (NCRPO), Oscar Albayalde, comentó que todos los cadáveres fueron hallados en el área del casino de Resort World Manila, un complejo de descanso que cuenta con hotel, casino, cine y una galería comercial.

De los muertos, 22 eran huéspedes y 13 personal del resort. Además, las autoridades señalan que otras 54 resultaron con lesiones. El pistolero se habría suicidado.

Aunque al principio se especuló un posible ataque terrorista, debido a la actividad militante de ISIS en la isla de Mindanao, al sur de Filipinas, las autoridades descartaron que este ataque tenga vínculos con el terrorismo. “Esta situación en Manila no está relacionada de ninguna manera con un ataque terrorista”, aclaró a periodistas el portavoz presidencial, Ernesto Abella.

Por su parte, el jefe de la policía de Manila, Oscar Albayalde, dijo a periodistas que la policía cree que es probable que el sospechoso fuera extranjero: “era caucásico, hablaba inglés, era alto y blanco”, describen.

De acuerdo a The Guardian, imágenes del sistema de seguridad del lugar muestran que el agresor entró al lugar ignorando a un guardia que trató de interrogarlo: no hirió al guardia, sino que fue directamente a la zona de casino. El hombre robó fichas de juego, disparó contra las pantallas de TV y echó gasolinas sobre las mesas. No está claro cómo logró ingresar con gasolina y un rifle de asalto al lugar. Sin embargo, se confirma que no disparó contra las personas.

Reforma reporta que el botín que el pistolero logró juntar, equivaldría a 2.6 millones de dólares. Sin embargo, una vez que la policía se hizo presente, éste se atrincheró en una habitación, se envolvió en sabanas rociadas con gasolinas y se prendió fuego.

Estamos hablando de:

asalto Filipinas muertos