Fue el día de las elecciones… pero captura de Borge no tiene motivos políticos, dice PGR

Dicen que la captura del exgobernador de Quintana Roo se realizó varias horas antes de que se difundiera la noticia… la cual –casualmente– se dio hasta que Alfredo del Mazo ya tenía más o menos amarrada su posible victoria en el Estado de México. Pese a esto, para la Procuraduría General de la República (PGR) la detención de Roberto Borge no tiene motivos políticos… todo fue con los tiempos de la ley.

“Respecto al timing (como se dieron las cosas), en materia penal los procedimientos se siguen con sus tiempos, no es un tema político. La detención se dio cuando estaba por abordar un avión’’ de Panamá con rumbo a París, aclaró el subprocurador especializado en Investigación de Delincuencia Organizada de la PGR, Israel Lira Salas.

Y eso fue lo más que profundizó del caso. Ya que no detalló si Borge tenía pasaporte falso o quién le ayudó a darse el rol por Miami, Barcelona y Cuba… y mucho menos si el delito por el que se le detuvo es considerado grave, por aquello de que -en caso de no serlo- al ser extraditado a México, Roberto Borge tendría chance de seguir su proceso en libertad.

Por cierto, respecto a la extradición, el subprocurador señaló que ésta ya fue solicitada por la PGR y su envío puede tardar hasta 60 días. Como ya pasaron las elecciones “No es cuestión de urgencia” traer a Borge a México, agregó, por lo que no se pedirá su deportación inmediata. Y aunque se quisiera, no se puede porque su captura fue producto de la ficha roja de localización y detención que las autoridades mexicanas solicitaron a la Interpol.

De acuerdo con La Jornada, a Borge le valió gorro el desagrado que muchos de sus paisanos sienten por Donald Trump y se hospedó en el muy lujoso hotel Trump International Hotel&Tower Panamá durante 11 días… el más lujoso del país, de hecho, con habitaciones desde los 2 mil 732 hasta los 36 mil 700 pesos por noche.

Con la detención de Borge se hace más gorda la lista de exgobernadores que enfrentan procesos de extradición: Tomás Yarrington, exgobernador de Tamaulipas y Javier Duarte, exgobernador de Veracruz. El primero por ahora en Italia, mientras que el otro le bajó el nivel y está preso en Guatemala.

Comentarios