Si, Rusia intentó hackear las elecciones de Estados Unidos

Muchos ataques por Twitter, mucho Fake News y muchos anuncios pomposos que ha dado Trump en los últimos días, pero como decimos los mexicanos…. Y cuando despertó, el dinosaurio seguía ahí.

Y es que si hay un fantasma que no parece dejar atrás la administración Trump es su relación con Rusia y sobre todo, la posible intervención de los rusos para hackear las elecciones norteamericanas, y la trama sigue creciendo.

Y es que esta semana, el FBI ha detenido a Georgia Reality Winner, una contratista que laboraba para la Agencia de Seguridad Nacional, acusada de filtrar a diversos periodistas un expediente en el que se detallan los esfuerzos de la inteligencia rusa para intervenir los sistemas de votación en Estados Unidos.

Winner de 25 años de edad, había trabajado en la fuerza aérea norteamericana y es señalada de haber impreso un documento que detalla los constantes intentos de la inteligencia militar rusa para hackear los correos de más de 100 funcionarios electorales, así como al sistema que contabiliza los votos. Este archivo fue compartido con The Intercept, una revista creada en el 2014 por los periodistas Glenn Greenwald, Laura Poitras y Jeremyy Scahill con el objetivo de compartir los documentos filtrados en aquel entonces por Edward Snowden.

Donald Trump y Jared Kushner
Foto: Chip Somodevilla/Getty Images

En la investigación publicada esta semana, The Intercept hace mención del reporte que recibió de forma anónima y en donde señala que personal de la fuerza general rusa ejecutaron operaciones de espionaje cibernético en Agosto del 2016 con el fin de obtener información sobre el funcionamiento del software y hardware utilizados para las elecciones presidenciales. Si bien es imposible establecer si la interferencia rusa pudo tener algún efecto en los resultados finales, este reporte abre un nuevo capítulo en una trama en la que el presidente de Rusia, Vladimir Putin ha negado en repetidas ocasiones haber participado.

Sin embargo, el reporte publicado por The Intercept confirma la intervención rusa y plantea la posibilidad de que hayan logrado alterar el funcionamiento del sistema de una elección en la que si bien Donald Trump salió victorioso, al conquistar los estados claves, también obtuvo 3 millones de votos menos
que la candidata demócrata Hillary Clinton.

Por ahora, la única inculpada es la contratista de la NSA, Reality Winner, quién es acusada de haber filtrado un documento, que podría evidenciar la participación rusa en la elección norteamericana.

Comentarios