Elecciones Reino Unido: Theresa May no logra mayoría en el Parlamento; Corbyn pide su renuncia

Todo por andarle jugando: creyendo que se llevaría de calle las elecciones y reforzaría la mayoría parlamentaria que la respaldaba, la primera ministra de Reino Unido, Theresa May, convocó a elecciones anticipadas… esto a sólo unos días de comenzar las negociaciones del Brexit. La jugada no le salió.

Aunque sigue con mayoría (tal vez consiga 318 lugares, 42.35% de los votos), el Partido Conservador –al que pertenece May– perdió varios escaños en el Parlamento británico, lo cual le resta significativo poder de acción a la Primera Ministra. En contraparte, el Partido Laborista obtuvo un resultado histórico, al quedar a sólo dos puntos de los Tories; quedándose con 261 escaños de los 650 por ser asignados (40.2% de los votos).

¿Pues no que lo que se votaba era la permanencia de Theresa May?

Efectivamente, sólo que el sistema electoral británico no vota directamente por un primer ministro. Como bien recuerdan en la BBC, los votantes –registrados en los 650 distritos electorales– eligen a los miembros del Parlamento y es desde ahí donde se encargan de elegir al PM.

Con el resultado de estos comicios, May no consolidó el poder de su antecesor David Cameron. Ante la inestabilidad política que se vislumbra en el panorama del Reino Unido, el líder laborista, Jeremy Corbyn, ha dicho que –de dejarle un parlamento dividido a la Primera Ministra– él puede con el tiro de dirigir un gobierno de minoría y ya pidió la renuncia de Theresa May.

“Perdió escaños conservadores, perdió votos, perdió respaldo y perdió confianza. Yo diría que es suficiente para marcharse”, señaló Corbyn, en el discurso ofrecido luego de las elecciones generales de las que, cual Juan Zepeda británico, él sale vencedor… aunque quien sigue al mando –por el momento– es su contraria.

Hung Parliament

Los conteos no han concluido, pero con un avance del poco más del 95%, no se espera que los números se muevan significativamente: para conseguir la mayoría absoluta, se necesitan 326 legisladores en el Parlamento. Ningún partido los conseguirá y, por lo tanto, se tiene un término que verán mucho en las redes: “Hung Parliament” (Parlamento Dividido).

Así que, con los resultados que se tienen, la permanencia de May se tambalea, ya que ahora se abre la posibilidad de que el partido que consiguió el segundo lugar de los comicios (el Laborista) forme un nuevo gobierno con ayuda del resto de los partidos. Con la división que se dio debido a la discusión del Brexit, esto luce más factible a que May negocie un gobierno de coalición.

Theresa May parece que no tiene la intención de renunciar, así que habrá que esperar al 13 de junio –que es cuando el nuevo Parlamento se reunirá por primera vez– para conocer si el resto de los líderes de partido se van con ella o con Corbyn.

Información: The Guardian, BBC, El País

Comentarios