Y uno sin saber: hoy es el “Día Internacional de los Archivos”

Aunque para muchos de nosotros enviar algo al “archivo” nos suena a que nomás se amontonará con inmensidad de documentos, no necesariamente es así. Archivar sería, idealmente, ordenar metódicamente documentos, con el fin de conservar el testimonio de la satisfactoria realización de una tarea.

La palabra “Archivo” viene del latín archivum, que significa “residencia de los magistrados” y con ella se designa al lugar en el que se deposita información valiosa de manera ordenada. Y sí tenemos ejemplos claros de esto en nuestro país: el Archivo General de la Nación, histórico edificio que antes era conocido como el “Palacio Negro” de Lecumberri y que es olvidado por todo aquel que no tiene necesidad de darse un clavado por los testimonios del desarrollo económico, político, social y cultural de nuestro país.

 

Hoy, además de ser viernes de felicidad Godínez, se celebra el Día Internacional de los Archivos. Una celebración impulsada por el Consejo Internacional de Archivos (ICA) y la Asociación Latinoamericana de Archivos (ALA) y cuyo principal objetivo es promover la conservación, desarrollo y utilización del patrimonio mundial de los archivos.

¿No sabían que se celebraba esta fecha? La verdad, nosotros tampoco, pero no es raro, ya que apenas lleva una década de haber sido instituida por la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco) en 1948. ¿Por qué hoy? Porque un 9 de junio se creó el ICA.

Otro archivo que vale la pena recordar en esta fecha es el que ilustra todos los libros de historia de las escuelas primarias: el Archivo Casasola. Consistente en miles de placas fotográficas tomadas y recolectadas por Agustín Víctor Casasola Velasco, creador de una de las primeras agencias proveedoras de imágenes a nivel nacional e internacional: la Agencia Mexicana de Información Gráfica. Este archivo comenzó por ahí de los últimos años del S. XIX y continuó alimentándose por dos generaciones más. Actualmente está en poder de la Fototeca Nacional, luego de ser adquirido en 1976 por el gobierno del presidente Luis Echeverría.

Bueno, estos dos ejemplos nos sirven para ver que “archivo” sirve para designar tanto al lugar de resguardo, como al documento mismo… además de ser utilizarse como título de una película mexicana de terror bien gacha: Archivo 253. La verdad, ni para el archivo muerto.

Comentarios