Los Cleveland Cavaliers aplastan a los GS Warriors y se niegan a morir

Hoy no, simplemente estaba prohibido perder esta noche. Si los ‘Caballeros’ van a perder la batalla, al menos no caerán hoy en el castillo de su ‘Rey’. Los Cleveland Cavaliers aún sobreviven en las Finales de la NBA tras derrotar 137-116 a los Golden State Warriors en un partido tan intenso como tu ex.

Los primeros minutos del encuentro estuvieron totalmente cargados hacia el conjunto local (Cleveland). Los Cavs comenzaron con una intensidad que no se les había visto a lo largo de la serie. LeBron James y sus secuaces se fueron al frente de inmediato y empezaron a ‘apedrearle el rancho’ a unos displicentes Warriors.

En el segundo cuarto los Cavs se vieron todavía más feroces. La cátedra de anotaciones continuó. LeBron tuvo un par de buenas jugadas pero fue Kyrie Irving quien conquistó el Quicken Loans Arena durante el segundo periodo del Juego Cuatro.

Tras la enorme actuación de Kyrie Irving los Cavaliers hicieron historia. Cleveland rompió  el récord de todos los tiempos de más puntos anotados en una primera mitad de las Finales de la NBA con 86 unidades.  Los dirigidos por Tyronn Lue se fueron al descanso ganando por 18 pero antes se llevaron este regalito de Kevin Durant.

Durante el tercer cuarto se presentaron varias polémicas y el partido estuvo parado un buen rato. Primero Kevin Love le cometió una fuerte falta a Durantula, por lo que el encuentro se detuvo para que los árbitros determinaran si era o no falta flagrante. En ese inter LeBron James y Kevin Durant se hicieron de palabras.

Un par de jugadas después los referees le cobraron una falta técnica a Draymond Green por reclamar de forma airada. En ese momento la ficha oficial de la NBA  decía que Green ya tenía una falta técnica debido a una jugada en la que le dio un codazo a Iman Shumpert por lo que el jugador de Golden State debió haber sido expulsado. Sin embargo los referees  dijeron que la primera falta técnica había sido a Steve Kerr y no a Green pese a que así lo decía la ficha de la liga.

Getty Images

Después durante una lucha por un balón que se encontraba en el suelo, Zaza Pachulia pateó la entrepierna de Iman Shumpert pero los árbitros no cobraron nada más que balón al aire pero sí detuvieron el encuentro cinco minutos en lo que revisaban. Al final del agitado tercer periodo los Cavs se fueron ganando por 16.

Pese a que a lo largo de todo el partido los Cavaliers habían dominado el encuentro el riesgo era latente. En cualquier otro partido una ventaja de 16 unidades al principio del último periodo es considerable, pero contra los Warriors de 2017 en un juego de Finales hay que pensarlo dos veces antes de relajarse. Al final los Cavs cerraron el encuentro con la misma intensidad con la que iniciaron y se llevaron el partido 137-116. Ahora la serie está 3-1 a favor de los Warriors, el próximo juego será el lunes de vuelta en el Oracle Arena en Oakland. Mientras esperamos a que llegue el lunes aquí les dejamos un regalito de LeBron James.


Pleca Instagram Sopitas Deportes

 

Comentarios