La CNDH pide justicia en el asesinato de niña en Nezahualcóyotl

El pasado viernes, nueve de junio, se suscitó un nuevo y lamentable feminicidio y abuso infantil: una niña de 11 años fue hallada sin vida y semidesnuda en una combi en la Colonia Benito Juárez, en Nezahualcóyotl. La menor fue identificada como Valeria Teresa y había desaparecido un día antes por lo que se buscó emitir una Alerta Amber. Valeria fue raptada, violada y asesinada luego de abordar la combi con placas 212NZ004, la cual pertenece a la ruta 40, que va de Av.Sor Juana y Bordo de Xochiaca-Clínica.

Alerta Amber de Valeria Teresa
vía Twitter

El día de hoy, a través de un comunicado, la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) expresó su indignación por el homicidio y presunta agresión sexual de la menor. Además, solicitó a la Fiscalía General de Justicia del Estado de México (FGEM), así como a las demás autoridades que lleguen a conocer del caso, que efectúen una investigación integral, profesional y exhaustiva, a fin de evitar que este asunto (como tantos otros) quede en la impunidad. “La CNDH reprueba este lamentable hecho y enfatiza que toda agresión y afectación, de cualquier tipo, en contra de las niñas, niños y adolescentes lesiona gravemente el entorno social y no debe quedar impune”.

El caso genera una gran consternación y preocupación, pues de acuerdo con familiares de la víctima, hubo una denuncia previa sobre la desaparición de la menor, misma que no fue atendida por las autoridades… tristemente, para sorpresa de nadie. A través de Noticieros Televisa, la madre de Valeria, Jaqueline Ortiz, informó que en el Centro de Justicia de Nezahualcóyotl las autoridades le dijeron: “Háblenle a su novio, había policías diciéndonos se fue con su novio, a lo mejor”. Alicia Reyes, tía de Valeria, comentó que les pusieron “muchos obstáculos para poder sacar su foto, nos pedían muchas cosas, se tardaron 48 horas para poder activar la alarma y no lo hicieron”.

Por su parte, el diario La Jornada señala que el día de ayer, 10 de junio, la FGEM detuvo en Chimalhuacán a José Octavio Sánchez Razo, quien golpeó, atacó sexualmente y asesinó a una niña de once años a bordo de su unidad. Este no es un caso aislado, el individuo está relacionado con otros cuatro ataques a mujeres. José Octavio ya fue trasladado a la fiscalía de Violencia de Género en Cuautitlán.

Comentarios