¡Pura fibra!, decomisan en el AICM metanfetaminas “disfrazadas” de nopales

Luego de detectar lo que parecían ser unos suculentos nopalitos rebanados, las autoridades del Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (AICM) quisieron arreglar sus problemas de estreñimiento… total, con tres cubetas llenas de la cactácea nacional, ¿qué daño les podría hacer regalarles un taco?

Sin embargo, al analizar con detalle los nopales, los de la Policía Federal que laboran en el AICM se dieron cuenta que la tonalidad verdosa nomás no cuadraba: era un poquito más oscura que la que tradicionalmente tiene el material orgánico… peor aún; aquello que debería ser la baba del nopal tenía un olor químico bastante sospechoso. Ya lo que terminó por confirmar que algo andaba mal fue el hecho de que, al tocar los nopalitos, estos se desintegraban hasta convertirse en material pastoso, el cual se “mimetizaba” con el líquido.

Obviamente, el material no fue analizado porque los polis querían echar taco, sino porque los paquetes fueron vistos como sospechosos tras una revisión en el aparato de rayos X. Luego de analizar los falsos nopales, se confirmó que en realidad se trataba de metanfetamina disfrazada. De acuerdo con El Universal, los supuestos nopales viajaban en cubetas que eran trasladadas, a su vez, en cajas de cartón.

Aunque parece que hasta el momento no hay detenidos, se sigue la pista de quienes enviaron tan interesante material con destino a la ciudad holandesa de Róterdam. Según las autoridades, las cajas fueron enviadas por una mujer con domicilio en Guadalajara, Jalisco.

Una vez hecho el hallazgo, las autoridades del aeropuerto dieron parte al Ministerio Público federal, quien después de ver con sospecha los nopales que aderezaban su tlayuda y tlacoyitos, procedió a informar que se realizarán las investigaciones correspondientes. Por cierto, todo esto tuvo lugar ayer domingo.