El Xbox One X es una realidad: ¿qué podemos esperar?

El día de ayer, Microsoft se convirtió en el centro de atención de la E3 2017 al presentar su nuevo y potente, Xbox One X.

Xbox One X y Xbox One S

Obviamente, la idea de una consola con capacidad de poder jugar juegos a resolución 4K, fue algo que Sony intentó traer el año pasado con el PlayStation 4 Pro, consola que simplemente falló en todas las promesas realizadas, trayendo un escalado a “4K” (osease, ni maíz).

Pero Microsoft mantuvo la cabeza fría y esperó un año más para presentar su consola y no sólo mejorar la propuesta de Sony, sino alcanzar los estándares y la calidad de la que tanto han hablado.

Según el mismo Phil Spencer, presidente de Xbox, el antes llamado Project Scorpio, es capaz de reproducir juegos a una calidad 4K a 60fps. Todos los juegos del Xbox One podrán ser disfrutados en esta calidad, así como los nuevos que vengan. Pero, ¿es esto verdad?

  • CPU: AMD, arquitectura X86 con 8 núcleos personalizados a 2.3Ghz
  • GPU: 40 unidades personalizadas a 1.172MHz
  • Memoria RAM: 12GB GDDR5
  • Teraflops: 6

A comparación de los 4.2 Teraflops y Memoria de 8GB GDDR5 y 1GB DDR3 del PlayStation 4 Pro, en efecto, colocan al Xbox One X como la consola más potente del mercado, y la ponen a la par de la PC Gaming de Gama Media.

Pero ¿60fps con una resolución 4K?

Sólo las computadoras más monstruosas pueden mantener un ritmo así, y con algunos juegos simplemente no se ha podido hacer semejante tarea. Para poner un ejemplo, ni la nueva iMac Pro podría ser capaz de hacer algo así con todos los juegos, y eso que dobla en todo las especificaciones del Xbox One X.

Vaya, los procesadores con una capacidad de 10 a 11 Teraflops cuestan más que la consola y con varios juegos tienen problemas para mantenerse a 60fps a una resolución 4K.

Es por estas razones que la promesa de jugar a esa resolución y a esa velocidad… ¿qué no recuerdan la historia de Ícaro?

Eso sí, su precio de 500 dólares realmente no es elevado, en especial por sus capacidades técnicas y potencia. Vaya, una computadora más o menos buena para jugar ronda entre los 15 y 20 mil pesos… a menos que la quieran armar y aún así, sigue siendo más barata.

Ahora falta ver que el precio de lanzamiento sea el mismo para nuestro país, pero a diferencia del Nintendo Switch que llegó casi al doble de su precio original, la presencia de Xbox en México es muy fuerte, y con su propia división en nuestras tierras, seguramente llegará con un precio justo (10 mil pesos).

Además, de nada sirve una consola 4K sin una tele4K. Con esto, aquellos que quieran la consola y disfrutarla a todo lo que da, también deberán de desembolsar en un televisor 4K, que están en un rango de 15 mil pesos en adelante.

Claro, según las palabras de Ryan Moore, gerente de productos Xbox, aún en televisores 1080 Full HD, el Xbox One X logra acomodar los 8 millones de pixeles de la resolución 4K.

Xbox One X

Aquellos que lo han probado, confirman esta declaración y dicen que en un televisor 4K, esta consola hace maravillas.

Aunque entre los juegos que se han utilizado para esto se encuentran Minecraft y Forza Motorsoprt 7. Por espectacular que se pueda ver cualquier juego de carreras, la falta de movimiento y elementos en la pista hacen que mantener un framerate estable sea más fácil.

Hasta que no veamos juegos como Final Fantasy XV o The Witcher 3 a 60fps y una resolución 4K, todo lo que nos dicen los muchachos de Xbox debemos de tomarlo con un granito de sal.

Lo que sí les creemos del todo, es que logran mantener 60fps estables, pero con una resolución 1080 Full HD, algo que ninguna consola actual puede hacer. Sin embargo, y después de ver el catálogo de juegos que llegarán durante el año para el Xbox One, nada realmente hace muy atractiva esta actualización de consola.

Los grandes títulos que fueron mencionados ayer, pues son títulos multiplataformas. En todos caso, el Xbox One S sigue siendo una mejor opción, además de que puede reproducir Bluray en formato 4K.

Pero hasta que no lo tengamos enfrente y con juegos realmente demandantes, decir que el Xbox One X es el futuro de las consolas sería una gran mentira.

Nintendo probó que lo más importante son los juegos (bueno, juego) y que resoluciones tan detalladas no sirven de mucho si el contenido es aburrido.

Aunque uno de los puntos más interesantes de esta consola es la retrocompatibilidad con juegos del Xbox original, algo que su competencia ni siquiera toma en cuenta. Además de que todos los accesorios del Xbox One normal podrán ser utilizados en ella.

En fin, este 7 de noviembre sabremos si realmente la nueva consola de Xbox logra mantener todas sus promesas.

Comentarios