Noticias

Muro fronterizo comenzaría a construirse en marzo de 2018… si el Congreso aprueba financiarlo

No importando los problemas que se carga, ahora que se sospecha que corrió al director del FBI por andarle rascando a sus nexos con Rusia, Donald Trump busca algo con qué desestresarse… y qué mejor que el olvidado muro fronterizo México-Estados Unidos.

Bueno, el polémico tema no fue lanzado por el propio Trump -vía sus tradicionales tuitazos- sino por la jefa interina de la Patrulla Fronteriza estadounidense, Carla Provost, quien reveló que ya se tiene una fecha tentativa para comenzar a echar el colado en la construcción emblema de la campaña presidencial del republicano.

“Estamos trabajando diligentemente para, si recibimos los fondos, poder empezar en marzo o abril de 2018”, afirmó Provost… lo cual no deja de causar ternura entre los críticos del proyecto del republicano, ya que -recuerdan- el hombre del exagerado bronceado pidió mil 600 millones de dólares para comenzar con los trabajos de la majadera división fronteriza.

“Sí… y tu nieve de limón”, fue lo que más o menos le dijeron los legisladores a Trump, mientras discutían la petición presupuestal suplementario del 2017. Y más aun, porque el mandatario se aventuró a ir apartando otros 2 mil 600 millones de dólares del presupuesto fiscal de 2018. Según estimaciones del Departamento de Seguridad Interior, el costo total del muro rebasaría los 20 mil millones de dólares.

Y todo para qué… para que nomás con una escalerita Vicente Fox se la vaya a brincar.

De acuerdo con El País, la frontera entre EEUU y México tiene una longitud de 3 mil 100 kilómetros, de los cuales mil ya cuentan con una valla. Sin embargo, Donald Trump avivó su llegada a la Casa Blanca prometiendo que se chutaría todo el bardeado del límite fronterizo, para evitar que a su país continuen llegando “bad hombres” de manufactura mexicana.

Ahhhhh… pero también prometió que el muro será pagado por el gobierno mexicano. ¿Entonces por qué no comienza por pedir el billete a nuestro país? Bueno, eso lo va dejar al güey que llegué después a la Casa Blanca para después: primero construyen y luego verá cómo nos lo cobra.

En su mundo guajiro (o porque sí va en serio) la jefa interina de la Patrulla Fronteriza explicó al Comité de Apropiaciones de la Cámara de Representantes que el año que viene se construirán tres tramos del proyecto: en el valle del río Grande, otro en los “vacíos” que hay en las barreras actuales y uno más que sirva para reemplazar las vallas que hay entre San Diego y Tijuana.

Comentarios