“No importa que amenacen” con denunciar, L7 del Metrobús se construirá: Mancera

Qué así fuera para otras cosas, dirán muchos. Bueno, denle chance, quizás nomás se avienta la línea del Metrobús y se sigue con otras cosas. Momento… ya casi es su salida del gobierno capitalino. Ahhh.

El jefe del gobierno de la Ciudad de México, Miguel Ángel Mancera, aseguró que pese a las demandas, la construcción de la Línea 7 del Metrobús tiene que seguir adelante. No porque tenga comprometido mucho dinero o haya quedado con gente a la que no puede decirle ‘que siempre no’, sino porque “todo tiene un límite”: “Si tengo que mover o quitar algo para beneficio de la gente”, lo haré… sin importar “que nos amenacen con que nos van a denunciar que violamos suspensiones”.

Durante un evento en la delegación Gustavo A. Madero, Mancera señaló que seguirá con el litigio pero, en caso de que la construcción de la discordia mueva algo indebido (es decir, que digan que digan que violan amparos o suspensiones), no hay bronca: el paga el golpe: “Yo tengo que ver por el beneficio de la gente; además, lo voy a hacer yo, el que lo va a hacer soy yo”.

¿Por qué empeñarse tanto en este proyecto?

Aunque ya son varias las instancias -una de ellas, el INAH- que han demostrado lo improcedente de la construcción… al menos así como está perfilada, Mancera no da señales claras de por qué se empeña tanto en que se haga “sí o sí”. Pese a los reclamos, críticas y movimientos legales, el jefe capitalino asegura que “ya lo vieron, ya lo probaron, ya la gente disfruta y ya tenemos los comentarios positivos”. ¿Cómo quedarse sin ellos? La línea va, porque va.

Continúa la zozobra sobre caso Línea 7 de Metrobús
Foto: Notimex

Pero bueno, a final de cuentas igual y se le cumple el capricho. Más porque el gobierno de la CDMX y los responsables del INAH acordaron echarle más ganas en las mesas de trabajo para llegar a un acuerdo con el que se perfeccione el proyecto de la Línea 7 del Metrobús: todo para que la construcción haga que se mejore la imagen del Paseo de la Reforma y no le dé en la torre, que es como se perfilaba…

Al menos eso es lo que dice el responsable de la Secretaría de Movilidad de la CDMX, Héctor Serrano, quien informó “se refrendó que el Gobierno de la Ciudad de México cuenta con el permiso del INAH para el cambio de la carpeta en el carril que habrán de ocupar los vehículos que prestarán el servicio de Metrobús a lo largo de la ruta”.

Lo anterior, según los del INAH no quiere decir que TODA la obra ya cuenta con las autorizaciones necesarias: simplemente que se han ido cumplido algunos de los requerimientos, pero aún falta afinar detalles para ver si es que se puede realizar la construcción.

Recordemos que unas de las principales observaciones en contra que tiene este proyecto es que su realización afectaría considerablemente a los árboles del Bosque de Chapultepec: con la tala de cerca de 685 árboles, se desincorporaría una parte de éste como área de valor ambiental. Además, no se acaba por determinar si la presencia del Metrobús altera monumentos y vestigios artísticos que hay en la zona… los de la CDMX dicen que no, pero el pasado 12 de junio el juez octavo de Distrito en Materia Administrativa suspendió la obra en tanto se resuelve -con pruebas- si esto es verdad o no.

Información: El UniversalLa Jornada

Comentarios