Entre Duarte y Borge habrían desviado 500 mdp para campañas del PRI

Aunque ahora los del tricolor con expulsiones de militantes se laven las manos de las transas que hicieron esos grandes exgobernadores que pertenecían al llamado “Nuevo PRI”, lo que ahora deberían hacer en el muy honorable partido liderado por Enrique Ochoa, es regresar toda la lana con la que presuntamente fueron beneficiados.

De acuerdo con Diario Reforma, tanto Roberto Borge como Javier Duarte nunca se olvidaron de los amigos a la hora de saquear sus respectivas administraciones. El primero habría desviado alrededor de 200 mdp de las arcas de Quintana Roo para financiar la campaña del excandidato del PRI al gobierno del Estado, Mauricio Góngora; el segundo -el buen Javidú- no se quedó atrás y mejoró la transa: financió con 300 mdp los intentos llegar a la gubernatura de su compañero del abanderado tricolor, Héctor Yunes Landa… claro, con dinero del erario.

En el caso de Betito Borge, la Fepade reveló papeles firmados por el candidato Góngora, con los cuales se constata que el dinero le llegó vía el exsubsecretario técnico hacendario de Quintana Roo, Eliezer Villanueva Lanz, quien es señalado como uno de los principales engranes de la maquinaria corrupta del exgobernador.

EPN y Roberto Borge

“Recibí del Dr. Eliezer Villanueva Lanz, la cantidad de $50,000,000.00 (cincuenta millones de pesos 00/100 m. n.), por concepto de gastos a comprobar”, señala uno de los nueve papelitos firmados por el excandidato priista, los cuales ya fueron analizados por expertos en grafoscopía para determinar que, en efecto, las firmas que aparecen son auténticas. En total, Góngora habría recibido 201 millones de pesos.

En lo que respecta a Javier Duarte, la acusación no es con papelito, pero no por eso es menos directa. Viene de uno de sus principales operadores: su exsecretario de Seguridad Pública, Arturo Bermúdez… bueno sí hay papel de por medio, ya que -de puño y letra- Bermúdez escribió una declaración en la que admite que es su voz la que puede escucharse en una grabación difundida en reforma.com/bermudez. En este audio, el exfuncionario reconoce que desvió 300 mdp para la campaña de Yunes Landa.

“Manifiesto que tengo conocimiento del audio () del cuál es mi voz y al candidato a quién me refiero en él es el del partido del PRI, es H. (Héctor) Yunes Landa y los operadores que se mencionan Fernando Vázquez Rigada y Francisco Mora Domínguez, quienes fueron los operadores”, anotó en la carta, cuya firma fue cotejada por peritos”, señala la nota que validaría el contenido del audio en el que de paso se embarra al exdirigente nacional del PRI, Manlio Fabio Beltrones, quien habría recibido 500 mdp… para “su programita”.

Sobre estos dos casos revelados por Reforma, el buen Clavillazok Ochoa no se ha manifestado. Seguro no tardará.

Comentarios